El cadáver de un hombre presuntamente asesinado a golpes, fue encontrado la madrugada de ayer en un centro de rehabilitación contra adicciones, en la Colonia Valle de Santa Lucía, al norte de Monterrey.

La persona fallecida presentaba huellas de haber sido amarrado de las manos, se estableció en las primeras indagatorias de las autoridades, que arribaron al lugar tras el reporte de los hechos, aproximadamente a las 04:00 horas.

El cetro de rehabilitación tiene por nombre Creace A.C., ubicado en la calle Javier Huitmea y José Antonio Rodríguez, en el sector antes mencionado.

Los hechos trascendieron luego de que, las autoridades recibieron el reporte de una persona lesionada en el centro antes mencionado, por lo que acudieron al lugar.

Luego de que llegaron las autoridades al lugar, elementos de Fuerza Civil y paramédicos, al revisar a la persona golpeada se percataron de que ya no contaba con signos vitales.

La persona fallecida fue identificada como Homero Bernal Barbosa, quien contaba con 24 años de edad, y aparentemente era interno en Creace.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones arribaron al sitio de los hechos para iniciar las indagatorias, así como personal del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, quienes revisaron el cadáver.

El cadáver, se estableció, presentaba goles en el rostro y diversas partes del cuerpo, además de huellas de que había estado amarrado, entre otras lesiones.

En el lugar las autoridades encontraron únicamente algunos internos, a los que entrevistaron sobre los hechos, el encargado del lugar no estaba al momento de llegar la policía.

Los peritos revisaron el cadáver, así como la zona del homicidio, donde levantaron diversas evidencias.

Tras dar fe del fallecido un Agente del Ministerio Público, el cuerpo lo trasladaron en la Unidad del Servicio Médico Forense al Anfiteatro del Hospital Universitario, para la autopsia correspondiente, con la que se espera saber las causas de su muerte.

Las autoridades además revisaron el centro de rehabilitación y se entrevistaron con los vecinos del lugar, para establecer si habían escuchado algo.

El centro quedó resguardado por las autoridades, mientras que las indagatorias continúan, sin que se diera a conocer si se detuvo alguna persona por el homicidio.