La notoriedad mediática que siempre ha tenido Jamie Spears en su condición de tutor legal de su hija Britney Spears, quien no tiene potestad directa sobre sus finanzas y otros asuntos de su ámbito legal desde esa crisis nerviosa que sufrió en 2007, ha eclipsado notablemente a otras figuras que, a lo largo de los años, han ejercido una gran influencia en el día a día del intérprete.

Uno de ellos es Andrew Wallet, quien hasta marzo de 2019 ejercía como corresponsable de la administración económica de la artista junto al citado Jamie. Aunque en el mencionado año su nombre ya fue citado por esos fans de la princesa del pop que, en las redes sociales, iniciaron todo un movimiento para pedir su “liberación”, entendiendo que su fortuna era explotada hasta la saciedad y su libertad coartada, hasta ahora este segundo administrador había logrado pasar relativamente desapercibido.

Sin embargo, el abogado se encargó personalmente de generar titulares con la entrevista que concedió al diario británico Daily Mail, en la que sostiene que Britney todavía no está capacitada para gestionar los aspectos más importantes de su existencia -al menos desde el punto de vista legal- y en la que criticó abiertamente la campaña por hacer, en su opinión, un flaco favor al bienestar integral de la vocalista.

“No ayuda a los intereses de Britney poner fin a la tutela, pero parece que hay mucha ‘política’ implicada en este asunto. A día de hoy, Britney no tiene capacidad para firmar documentos y tomar ese tipo de decisiones por sí misma. Proteger sus activos y bienes es crucial en estos momentos, y por eso la tutela sigue en pie, para evitar que su juicio se vea nublado por factores indeseables”, aseguró el abogado al periódico.

Andrew Wallet también lamenta abiertamente el poder que están adquiriendo en estos tiempos aquellas iniciativas forjadas al calor de la esfera virtual y, a su juicio, desde enfoques puramente emocionales y poco sensatos que tratan con superficialidad asuntos tan complejos y relevantes como el que se debate.

“Hay mucha gente que espera con paciencia hasta que llegue su oportunidad, pero no dejan de actuar en función de su propia agenda. No puedo decir quién exactamente, pero sé que todo esto está hiriendo a Britney: ella es la única que va a salir dañada de tanta estabilidad”, explicó en la misma entrevista.