Las bancarrotas derivadas de la crisis económica del coronavirus  Covid-19 serán inevitables y esta debacle durará más, aseguró el gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), Agustín Carstens.

Carstens explicó que pese a las medidas de los gobiernos las bancarrotas serán inevitables, por lo que el cambio en el entorno económico dará lugar a una reasignación de recursos, detalló. 

Durante su participación en la Conferencia Internacional de Banca, Carstens explicó que se ven mayores dificultades hacia el futuro, por los cambios en la economía que dejará la contingencia.

Según el ex gobernador del Banco de México, muchos sectores que sufren ahora no se recuperarán porque habrá maneras distintas de trabajar, viajar, hacer compras, entre otras actividades.

Carstens refirió también que la innovación hará inevitable el cierre de negocios, ya que el comercio electrónico se conjuga con el enfriamiento de la actividad.

Por último, el mexicano reconoció el trabajo de los bancos centrales para enfrentar la pandemia, llamando a este año “uno emocionante” por la reacción y las tomas de decisiones ante la crisis.