Argumentando problemas de salud que lo llevaron a la hospitalización, el director del Instituto de Movilidad y Accesibilidad, Noé Chávez Montemayor no compareció este miércoles ante el Congreso del Estado.

El funcionario estatal hizo llegar un escrito en donde argumentaba estar enfermo y por tal motivo no podía estar presente.

De acuerdo a su personal, el encargado de la movilidad en la entidad presentaba un dolor abdominal y en el pecho, situación que ocupo que fuera internado.

Ante tal situación, la presidenta de la Mesa Directiva, Guadalupe Rodríguez solicito que la comparecencia fuera reprogramada para otro día.

El encargado de la movilidad del estado estaba citado para que respondiera a una serie de irregularidades detectadas durante su administración en la dependencia.

Entre las anomalías que los legisladores querían cuestionar destacan la suspensión de rutas, las restricciones de horario, la falta de camiones, el hacinamiento de las unidades, la falta de reestructuración, .os presuntos cobros indebidos en Ecovía, la quema de los nueve camiones en sus patios, y un supuesto abuso de autoridad.

Julia Espinoza de los Monteros, presidenta de la Comisión de Movilidad dijo que insistirán para que Chávez Montemayor acuda a comparecer, ya que existen muchas quejas de los taxistas. 

Ante tantas dudas e inconformidades, la bancada de Movimiento Ciudadano señalo que Chávez Montemayor no es la persona que debería estar frente al Instituto.

“La Bancada de Movimiento Ciudadano ha sido muy crítica con la función del señor Noé Chávez quien de entrada no cumple con la Ley”.

“La Ley de Movilidad establece que la persona que esté al frente del Instituto debe tener una carrera profesional en la materia y el señor no la tiene”.

“Creemos que no cumple con el perfil y considero que no es la persona que deberíamos de tener al frente del Instituto de Movilidad”, sentenció Saldívar.

Cabe destacar que ante la comparecencia del Director del Instituto de Movilidad y Accesibilidad, decenas de taxistas se dieron cita en el Congreso del Estado para protestar.

Los trabajadores del volante solicitaban que en los operativos implementados por la dependencia estatal el piso fuera parejo para todos.

Al saber que Chávez Montemayor no acudiría por estar enfermo, los taxistas se retiraron del Congreso.