La mayor parte de Cuba se abriría al turismo internacional a partir de la próxima semana, tras superar el rebrote de coronavirusCovid-19 y avanzar hacia lo que se llama la “nueva normalidad“.

Las autoridades determinaron que 13 provincias de la isla caribeña vivan la “nueva normalidad” con más flexibilidad, en la cual La Habana todavía queda afuera, y en la que prevén contar con la colaboración de los habitantes aunada a las medidas del gobierno.

Cuba se ha abierto de manera gradual al turismo de cara a la temporada alta de noviembre-marzo, primero en los cayos del norte de la isla y luego en el balneario de Varadero.

Durante una comparecencia televisiva, para actualizar la situación del país en materia de combate al coronavirus, el presidente Miguel Díaz-Canel se preguntó: “¿Es lógico que sigamos con las restricciones?”

El mandatario cubano subrayó que es necesario “reanimar” la economía, ante pérdidas millonarias por el cese del turismo en siete meses que agudizaron el escenario de sanciones aplicado por Estados Unidos para asfixiar a la isla y presionar un cambio de modelo político.

Subrayó que el próximo paso es a un momento de mayor “responsabilidad compartida” entre las medidas del gobierno, que tiene uno de los programas más importantes de atención primaria de salud en el continente, y la propia población.

13 de las 15 provincias de Cuba, listas para el turismo

Cuba tiene hasta el momento de 5 mil 917 personas contagiadas del Covid-19, y de ellas, 123 murieron, una tasa de letalidad de 2 por ciento, más baja que en el resto de las naciones de la región.

El primer ministro cubano, Manuel Marrero, afirmó  que un total de 13 de las 15 provincias de Cuba y su municipio de la Isla de la Juventud, estarán ahora listas al turismo tras el rebrote de coronavirus.

Marrero abundó que los viajeros que lleguen serán examinados con pruebas de PCR para controlar que no estén infectados del Covid-19 en el marco de la “nueva normalidad“.