El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, sostuvo durante tres días reuniones virtuales con dirigentes de las secciones de todo el país para solucionar más de 310 mil casos pendientes.

Durante el primer día, Cepeda Salas destacó las gestiones realizadas por el Sindicato para solucionar los pagos pendientes a trabajadores en activo y jubilados, así como los avances en materia de basificación, pensiones, créditos y atención médica. 

Subrayó que el programa permanente de basificación es una prioridad, porque de esa certeza laboral dependen todas las oportunidades de desarrollo vertical y horizontal en la carrera profesional, laboral, salarial y de seguridad social de los trabajadores de la educación.

El dirigente nacional del SNTE ratificó que el Reglamento para la Elección de Directivas Seccionales tiene la Toma de Nota del Pleno del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje porque está apegado a la Ley y al Estatuto, y da plena garantía al ejercicio libre de los derechos de los trabajadores de la educación en la renovación de dirigencias seccionales. El reglamento emitido es completamente legal, remarcó. 

“No tengan duda de que los procesos que vengan serán transparentes, autónomos y libres. Continuaremos bajo la divisa de que vamos por la democracia y de manera irrenunciable todos los procesos que se realicen estarán cobijados por la democracia. Democracia, democracia y más democracia”.

En otro tema, el maestro Cepeda Salas hizo un llamado a los comités de Protección Civil de las secciones, a permanecer en alerta máxima para atender las eventualidades que pudieran presentarse por la temporada de huracanes.

Informó que se emprenderán las acciones necesarias para que maestros y alumnos sean considerados prioritarios en la aplicación de la vacuna contra la influenza, a fin de mantener la salud en la comunidad educativa.

Finalmente, expresó el reconocimiento al desempeño que el magisterio ha tenido en esta compleja etapa del sistema educativo, “hemos estado a la altura de las circunstancias; la sociedad y las familias han constatado el valor insustituible de las maestras y los maestros“.