El presidente AMLO consideró que la transformación de México va más allá de lo que represente un partido político, por lo que declinó opinar sobre la polémica renovación de la dirigencia de su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En su conferencia mañanera de este lunes 12 de octubre, el mandatario federal fue cuestionado en dos ocasiones respecto al momento de polarización que vive Morena, luego de conocerse los resultados de la encuesta organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) para definir al nuevo cuerpo directivo, que en el caso de la presidencia nacional resultó en un empate entre los diputados Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo. 

Pese a rechazar pronunciarse sobre el caso, AMLO finalmente hizo un llamado a recordar los compromisos establecidos con los ciudadanos y superar las actuales diferencias. Además, aclaró que una cosa es Morena y otra el actual gobierno federal. Insistió en que son más quienes buscan la transformación que quienes forman parte de alguna agrupación política.

“Hay otros movimientos que los hacen los ciudadanos sin los partidos, sin que los partidos sean la vanguardia. La transformación de México tienen que ver con los ciudadanos, no hay ningún partido que pueda sólo llevar a cabo una transformación”, aseguró Andrés Manuel López Obrador.