Al verse incrementados los índices de violencia familiar en el Estado, panistas presentaron ante el Congreso local una iniciativa de reforma para integrar a ciudadanos y a un representante del Congreso en el Consejo Estatal Contra la Violencia Familiar y así reducir este tipo de delito en Nuevo León.

A fin de modificar la Ley Estatal de Prevención Contra la Violencia Familiar de Nuevo León, la Diputada local, Itzel Castillo Almanza, y el Dirigente estatal del PAN, Mauro Guerra promovieron la implementación de al menos tres ciudadanos para que sean considerados en dicho Consejo, esto a fin de que representen las necesidades de los neoleoneses ante tal problemática.

“La violencia familiar está en aumento y por ello solicitamos la participación de los ciudadanos y de especialistas para que se atienda este problema”.

“Debemos de prevenir, si nosotros tratamos de prevenir desde el Congreso, desde el Gobierno del Estado, necesitamos tener la prevención y no esperar que suceda el aumento de las cifras como ha estado sucediendo desde el 2016″, dijo Castillo Almanza.

La iniciativa solicita la integración del Observatorio de violencia contra las mujeres y familiar, el cual, de acuerdo con Mauro Guerra, no está siendo utilizado al no haber sido formalizado pese a formar parte de las obligaciones del Consejo.

“No tenemos certeza de si está funcionando o no el observatorio. Creo que hay que poner especial atención porque además de estar ligados el observatorio y el Consejo, representa una preocupación”, dijo