Poco tiempo antes de que Allison Mack fuera arrestada, hubo un momento de duda acerca de lo que estaba haciendo el Nxivm. Esto se lo confesó a India Oxenberg, una de las chicas que fue recluida por la actriz de “Smallville“.

De acuerdo con un especial para STARZ, India contó que en 2015, la actriz la invitó a unirse a DOS (para la frase latina Dominus Obsequious Sororium, traducida aproximadamente como “amo sobre esclavo”). Esta es una hermandad secreta “amo-esclava” dentro de Nxivm. Después de esto, Mack manipuló a India y se convirtió en su “ama” por un tiempo, no obstante, ese día de 2018, India vio algo completamente nuevo en la actriz: dudas.

“Me agarró de la mano. Me dijo: ´No sé si estoy tomando la decisión correcta. ¿Y si quisiera tener hijos o un marido?´ Comenzó a cuestionar sus opciones. Nunca la había visto vulnerable”, explicó la joven de 29 años.

Después de haber invitado a India a unirse a DOS, Mack le pidió algo a lo que le llamaban “colateral”. Esto consistía en darle a la actriz una serie de fotos desnuda, así como secretos de su familia.

Pero no era la primera vez que se usaban este tipo de tácticas, pues eran parte de un plan de chantaje que había tanto a ella como a otras mujeres, y las había preparado para tener relaciones sexuales con el líder de Nxivm, Keith Raniere.

“Uno de mis primeros mandatos de Allison fue seducir a Keith. En ese momento, creía que era un lugar en el que podía luchar contra el miedo y la vulnerabilidad. Eso es lo que me dijeron que era la asignación. Quería creerle a Allison”, explicó a la revista People.

Por esta misma razón, tampoco cuestionó los castigos tan fuertes que le tocaban si no completaban las cosas tal y como la actriz lo pedía. Estos consistían en baños fríos, hacer planchas y una dieta restringida.

“Fui coaccionada y manipulada y creí que lo que estaba haciendo me estaba ayudando cuando en realidad solo estaba sirviendo a Keith”, agregó en la entrevista con la publicación.

El camino de la vida de Mack ha estado marcado por imprevistos: estuvo en una de las series más populares de los 2000, después fue líder de una secta sexual y ahora parece que es una estudiante en la Universidad de Berkeley.

La actriz produjo un revuelo cuando se conoció su presencia en los salones universitarios e incluso se abrió un debate entre estudiantes en Reddit y Tik Tok.

Muchos de los que se quejaron de la presencia de Mack en las clases universitarias apoyaron, poco tiempo atrás, la iniciativa llamada Beyond the Box. Con ella se determinó que no debía preguntarse en el ingreso universitario sobre antecedentes penales ni juicios en trámite para asegurar la educación y las posibilidades a todos los ciudadanos.

La actriz tomó varios cursos pero dos de ellos llamaron la atención, pues eran Género, sexo y poder e Historia y Práctica de los Derechos Humanos. Luego de que las denuncias se esparcieron por las redes sociales, Mack dejó de asistir a las clases presenciales.

“Ella estuvo al menos una semana en mi clase de Género, sexo y poder. Pero dejó el curso después de que se conocieran las quejas de otros estudiantes. Es entendible que no se sintieron cómodos discutiendo sobre estos tópicos con alguien que marcaba a fuego a otras mujeres”, explicó una de las alumnas, que prefirió mantenerse en el anonimato.