La pandemia de coronavirus Covid-19 provocó que Coca-Cola desaparecerá estas bebidas para finales de año, al considerarlos de bajo rendimiento.

En un comunicado la empresa de refrescos más grande del mundo indicó que priorizará sus marcas de mayor potencial de crecimiento, empezando la depuración en Estados Unidos. Según la compañía ya había planes para dejar de producir las bebidas que desaparecerán, desde antes de la pandemia.

Sin embargo, el embate económico que dejó la crisis de coronavirus Covid-19 en el mundo provocó que las adecuaciones se movieran más rápido.

Entre las bebidas que saldrán del mercado se encuentran Tab, primer refresco dietético de la marca, ZICO, Coconut Water, Coca-Cola Life, Diet coke Feisty Cherry, Odwalla Juices and Smoothies y Northern Neck Beverages Ginger Ale y Delaware Punch.

Estas marcas se venden en algunos estados de la Unión Americana, y salvo Delaware Punch, no se comercializan en México.

Coca-Cola anunció además que terminará la producción de Vegetabeta en Japón y Kuat en Brasil.

Coca-Cola promueve amparo contra etiquetado frontal

La embotelladora Coca-Cola FEMSA promovió un amparo contra la NOM-051 que ordena el nuevo etiquetado frontal para alimentos y bebidas con altos contenidos de azúcares, indicó en agosto la compañía a la Bolsa Mexicana de Valores.

La empresa acotó que la reforma de etiquetado promovida por el Gobierno de México podría tener un efecto adverso en su negocio, ya que todo su portafolio fue obligado a tener estas leyendas de su contenido calórico y de azúcares, salvo su línea de agua.

Uno de los mercados más grandes de Coca-Cola es México, país donde se consumen miles de litros de refresco diariamente, ya que la bebida está asociada con la hora de la comida y con la alimentación en la calle. El etiquetado podría desincentivar la compra, al dejar en evidencia el escaso valor nutricional de las gaseosas.