Nuevo León suma al momento 11 casos de lepra, reveló ayer la Secretaría de Salud en el Estado.

Manuel de la O Cavazos, titular del área, indicó que se trata de pacientes que se mantienen estables.

Con ello, la entidad se encuentra entre los 18 estados del país que presentan episodios de esta enfermedad.

“Tenemos once casos, los pacientes están estables”, respondió el médico al ser cuestionado sobre la presencia de la infección en tierras regias.

Es de destacar que la lepra es una enfermedad infecciosa crónica, producida por el bacilo Mycobacterium leprae, que afecta los nervios y la piel, además de las mucosas, los ojos, los huesos y los testículos.

En casos severos ocasiona desfiguración y deformidad.

Sin embargo, aunque ha tomado revuelo en los últimos días, no se trata de una “nueva” amenaza a la salud, como trascendió en redes sociales.

Según el Boletín Epidemiológico del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud federal, el padecimiento ha estado desde siempre, incluso con una mayor incidencia.

Durante enero pasado, la dependencia aseguró que los casos habían disminuido en comparación con hace cuatro años.

Tan es así que México está entre las naciones que se posicionaron por debajo de un caso por cada 10 mil habitantes.

La Organización Nacional de la Salud aclaró que es curable, y su tratamiento consiste en una combinación de dapsona, rifampicina y clofaziminia que mata al agente patógeno, cura al paciente y detiene la transmisión.