Un grupo de investigadores del Instituto Francis Crick de Londreshan diseñado una vacuna para tratar y prevenir diversos tipos de cáncer como el de pulmónpáncreas e intestino cuyos ensayos en ratones han tenido resultados favorables.

De acuerdo a EFE, los investigadores presentarán los avances de esta nueva vacuna contra diversos tipos de cáncer en el 32º Simposio EORTC-NCI-AACR sobre dianas moleculares y terapéutica del cáncer que se llevará a cabo de manera virtual ante la Emergencia Sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19.

La vacuna actúa sobre el gen KRAS, el cual se ha relacionado con la creación del cáncer de pulmónintestino y páncreas, entre muchos otros por lo que, si este gen falla, las células comenzarán a multiplicarse y convertirse en cancerígenas.

La investigación ha sido llevada a cabo gracias a la doctora Rachel Ambler y a investigadores del Instituto Francis Crick quienes han descubierto que, con la ayuda adecuada se puede ralentizar este proceso en dicho gen.“Queremos ver si podíamos usar este conocimiento para crear una vacuna del cáncer que pudiera usarse no solo para tratarlo sino para proporcionar una protección duradera contra la enfermedad con efectos secundarios mínimos”Rachel Ambler

La vacuna actúa sobre las mutaciones del gen KRAS

Ante esto, los investigadores han podido crear una vacuna que responda contra la mayoría de las mutaciones del gen KRAS más comunes gracias a su compuesto de dos elementos unidos: un fragmento de proteína producida a partir del cáncer del gen KRAS mutado y un anticuerpo que ayuda a la vacuna a llegar más rápido a un tipo de célula llamada dendrítica.

Esta ayuda al sistema a identificar y destruir las células de origen cancerígeno y que gracias a la vacuna creada, esta habilidad natural puede ser reforzada.

La teoría ha sido mostrada en ratones con tumores en pulmón y en otros a los que se le indujo el crecimiento de tumores en donde el 65% de los ratones tratados seguía vivo 75 días después de haberlos tratado con la vacuna.

Asimismo, los ratones a los que se les indujo los tumores, el 40% seguían libres de tumores 150 días después de haber sido vacunados, es decir que la aparición de tumores se veía retrasada al menos 40 días.“Cuando usamos la vacuna como tratamiento, vimos que ralentizaba el crecimiento de tumores en ratones. Y cuando la usamos como medida de prevención, vimos que no aparecían tumores durante un tiempo bastante largo y que, en muchos casos no llegaban a aparecer nunca”Rachel Ambler

De acuerdo a la especialista, la creación de esta vacuna ha demostrado tener resultados positivos a comparación de otras que no han tenido una respuesta suficientemente fuerte sobre el sistema inmune que halle y destruya las células cancerígenas.

Los resultados de esta investigación sugieren que el diseño de esta vacuna contra diversos tipos de cáncer como pulmónpáncreas e intestino, ha creado una respuesta fuerte en ratones con muy pocos efectos secundarios.