En Francia, la Policía evacuó el jueves una estación de tren ubicada en la ciudad de Lyon, al sureste del país, después de que una mujer amenazara con hacer explotar un paquete que llevaba consigo, informaron medios locales.

El diario Lyon Le Progrès reportó que una mujer que llevaba varias bolsas había amenazado con hacerse estallar y había gritado “Allahu Akbar” (‘Dios es grande’) en lengua árabe.

Fuentes de la prefectura regional de policía señalaron que los hechos tuvieron lugar en la estación de Part-Dieu, cuyas actividades fueron interrumpidas mientras la policía establecía un perímetro de seguridad y un equipo de artificieros maniobraba para lograr el arresto de la mujer.

Luego de varios minutos, la policía informó a través de Twitter que la operación había sido concluida, por lo que se reanudaron las operaciones en la estación, con excepción de las pistas G y H, que permanecerán cerradas mientras se llevan a cabo las investigaciones correspondientes.

El incidente se registró seis días después de que un terrorista islamista asesinara al profesor de secundaria Samuel Paty, por haber mostrado caricaturas de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión.

Según las últimas investigaciones, en el asesinato del maestro colaboraron dos alumnos de 14 y 15 años de eada, a quienes el perpetrador ofreció dinero a cambio de identificar a su víctima.

Jean-François Ricard, fiscal antiterrorismo de Francia, señaló que los alumnos –quienes están bajo investigación por complicidad en el atentado- recibieron entre 300 a 350 euros, equivalentes a entre 7 mil 434 pesos y 8 mil 673 pesos mexicanos, luego de que el agresor les dijera que tenía la intención de humillar, golpear y obligar a Paty a pedir perdón.

Hasta la fecha, las autoridades en Francia han detenido a 16 personas por su “posible relación” en el ataque.