El titular de la Secretaría de Salud (SSa), Jorge Alcocer, afirmó que las consecuencias de la pandemia de coronavirus en México pudieron ser peores durante su comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados como parte de la glosa del Segundo Informe de Gobierno que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el secretario de Salud, la estrategia gubernamental se focalizó en la protección de las vidas y el impulso a las medidas para la prevención del contagio de la enfermedad infecciosa, así como en la disminución de la velocidad de propagación entre la población, ponderando los derechos humanos.

Jorge Alcocer negó que el sistema de salud público de México hubiera colapsado y dijo que una vez que concluya la pandemia de coronavirus, se verá su fortalecimiento, aunque reconoció que el país ocupa el décimo lugar por número de fallecimientos y el número 15 por número de casos confirmados a nivel mundial.

El titular de la SSa reiteró que recibió hospitales abandonados y a medio construir, además de enfrentar la pandemia con una carencia de alrededor de 200 mil integrantes del personal sanitario que tuvieron que subsanarse con contrataciones adicionales y construcciones en tiempo récord, así como la reconversión hospitalaria.

La comparecencia de Jorge Alcocer no estuvo exenta de polémica, la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Martha Estela Romo Cuéllar, criticó la pobre gestión del secretario a quién terminó regalándole una urna en alusión al número de fallecimientos por coronavirus en México que asciende a 87 mil 894 personas.

Desde la tribuna de la Cámara de Diputados, la panista le espetó al funcionario: “va a tener que entregar cuentas por las muertes”, mientras compañeros de su bancada extendían una manta con el slogan “La ineptitud también mata” acompañados de cruces con cifras, en alusión al número de decesos por la enfermedad infecciosa a la fecha.