Como cada año en México, el horario de verano llega a su fin para darle paso al de invierno, rutina que se ha hecho toda una costumbre, pero de la que no muchos se acuerdan y en el momento que llega es todo un caos al no saber si se tiene que adelantar o atrasar el reloj.

El horario de invierno 2020 inicia una vez terminado el periodo correspondiente al horario de verano, el cual llega a su fin este domingo 25 de octubre.

Por lo que, las autoridades de nuestro país alertan a la sociedad que debe atrasarse una hora el reloj. 

Y para evitar confusiones, la recomendación es hacerlo la noche del sábado, con la finalidad de evitar contratiempos.

El horario de invierno se caracterizará por contar con días con menos horas de luz natural debido a que la Tierra va alejándose cada vez más del Sol, y la inclinación de sus ejes va “acortando” nuestros días.

El horario de invierno estará vigente durante cinco meses y concluirá el domingo 4 de abril de 2021, cuando vuelva a entrar en vigor el Horario de Verano.

El Fideicomiso para el Ahorro de la Energía Ambiental sostiene que el cambio de horario permite ahorrar 1,041 Gigawatts-hora (con cifra de 2012), así como la quema de 1.86 millones de barriles de petróleo crudo, lo que equivale a la emisión a la atmósfera de 695 mil toneladas de bióxido de carbono.

Esta medida se implementó en nuestro país desde 1996, con el objetivo de disminuir el consumo de energía eléctrica aprovechando el tiempo de luz natural.

NO TODOS CAMBIAN EL HORARIO

Pero  no todos cambian de horario, los estados de Sonora y Quintana Roo están exentos de sufrir este proceso, por distintas razones mantienen el mismo horario todo el año.

Sonora y Arizona comparten más de 500 kilómetros de frontera y son socios comerciales prioritarios. 

Según la Cámara de Comercio de Arizona, los sonorenses dejan a diario una derrama de siete millones de dólares en el estado de El Gran Cañón del Colorado.

Esta relación económica permite a Sonora tener sus propias reglas de horario desde 1998. Arizona, con excepción del territorio Navajo, es uno de los dos estados estadounidenses que no se preocupa por alterar los relojes en todo el año. Su Congreso se negó a unirse al resto del país en 1968, debido a las altas temperaturas que se registran durante el verano. Suelen rebasar los 40° grados Celsius, y nadie está dispuesto a soportar una hora extra de calor.

En 2015, Quintana Roo se mudó de huso horario. Abandonó el grupo del Meridiano 90° oeste de Greenwich para unirse al del 75° oeste: una hora adelante respecto al centro del país y a la par de ciudades como Nueva York, Montreal o La Habana. 

Así se creó el llamado Horario del Sureste, que además se mantiene fijo durante todo el año.

Quintana Roo es la entidad mexicana que más recibe turistas internacionales, con 8.2 millones al año. Antes de la aplicación del nuevo horario, el sol caía a las cinco de la tarde durante la temporada invernal, lo que afectaba a los servicios turísticos. Con esta medida, hay dos horas más de luz en verano y una en invierno.

FRANJA FRONTERIZA

El gobierno de México señaló que el horario de invierno 2020 entrará en vigor en la República mexicana; a excepción de los 33 municipios de la franja fronteriza norte, así como los estados de Sonora y Quintana Roo.

Baja California: Tijuana, Mexicali, Ensenada, Playa Rosarito y Tecate; en Chihuahua: Juárez, Ojinaga, Ascensión, Coyame del Sotol, Guadalupe, Janos, Manuel Benavides y Praxedis G. Guerrero; en Coahuila: Acuña, Piedras Negras, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Zaragoza, Nava y Ocampo.

En Nuevo León: Anáhuac y Los Aldama; y en Tamaulipas: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Camargo, Guerrero, Gustavo Díaz Ordaz, Mier, Miguel Alemán, Río Bravo y Valle Hermoso.

En la franja fronteriza, con los Estados Unidos de América, el horario de verano da inicio el segundo domingo de marzo a las 2:00 de la mañana, momento en el cual se adelanta una hora al tiempo, y termina el primer domingo de noviembre a las 2:00 de la mañana, momento en el que los relojes se atrasan una hora.

Los días del cambio de horario quedan desfasados una semana con el resto del País en el horario de invierno.

Lo anterior, debido a que el horario en esta zona se encuentra homologado con el que rige en el otro lado de la frontera.

De acuerdo con las autoridades de estos municipios, se llegó a esta determinación para no afectar las operaciones de comercio exterior.

ANALIZAN QUITARLO

Cada vez hay más voces a disgusto con los cambios de horario. El tema escaló a tal nivel que en este 2020 el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la Secretaría de Energía se encargaría de realizar un análisis sobre si en verdad hay ahorros energéticos producto del horario estacional.

Algunas de las voces que están en contra de los cambios de horario, tienen cabida en el Movimiento ‘No al Horario de Verano’, que argumentan que el ahorro no es tan sustancial como se ha informado, y no justifica el estrés biológico que producen los dos cambios anuales.

En los siguientes días fue presentada una propuesta en el congreso que pretendía suspender el cambio de horarioy enarboló los mismos argumentos de “cansancio extremo” y “estrés” producidos por el cambio de horario.

El tema está en análisis, puede que el debate vuelva a retomarse una vez que la contingencia sanitaria termine, pero por ahora los cambios de horarios seguirán sucediendo con normalidad.

BENEFICIOS DEL HORARIO DE INVIERNO

Con el horario de invierno, durante los seis meses que dura este nuevo horario, el sol saldrá antes, y será de noche más temprano

La idea de realizar este cambio en el horario surgió cuando Ben Franklin se dio cuenta que de esta manera, las personas podrían usar mejor la luz del Sol y así se usarían menos recursos para alumbrar.

Posteriormente esta idea fue utilizada por el ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, con el mismo fin.

Según investigacionesdurante este periodo se reduce en un 3% el consumo de cada persona, el cual si se ve desde una perspectiva más global reduce considerablemente el uso de electricidad.

Hay otras teorías que defienden el cambio horario en función del clima. Por ejemplo, en algunos estados, el cambio horario les favorece debido a que la gente puede estar más tiempo en la calle. Por tanto, gastan menos energía y electricidad en casa.

Ante todo esto parece ser que el ahorro de energía solo se da en lugares y situaciones específicos, ya que hay casos donde el consumo de energía aumenta.

Por lo tanto el horario de invierno tiene tanto puntos a favor como puntos en contra sobre su utilidad en la vida moderna.