Debido a que la mediación entre los vecinos ante eventuales conflictos puede evitar juicios, agresiones o saldos lamentables como agresiones u homicidios, el Cabildo de Apodaca tuvo a bien aprobar la realización del Reglamento Municipal de Justicia Cívica.

Tras ser aprobado por unanimidad por los síndicos y regidores, el Alcalde César Garza Villarreal, dijo que este reglamento fomentará la cultura de la paz a través de la mediación y la impartición de la justicia restaurativa.

Esta justicia con las mediaciones evita que crezcan los conflictos entre vecinos, por ejemplo por el ruido excesivo durante las reuniones, por el agua que se corre cuando barren y les llega a otras banquetas…  evita conflictos, agresiones o hasta homicidios, además de evitar la judicialización de los casos”, sostuvo el edil apodaquense.

El Presidente Municipal, anunció que tras su publicación y vigencia, a este sistema de justicia se le dotará de infraestructura material y humana, por lo que desde ahora se hacen las previsiones para el presupuesto del siguiente año.

“Necesitamos integrar un sistema de sanciones con mediaciones y un juez para generar una cultura de la paz, por lo que también vemos el tema desde un enfoque presupuestal para su aplicación efectiva”, declaró Garza Villarreal.

El Presidente de la Comisión de Gobierno y Reglamentación, Claro Francisco Escamilla Martínez, señaló que en la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del INEGI, la ciudad bajó un 3% de las familias que se sienten inseguras, al pasar de un 50 a un 47 por ciento en la percepción de los habitantes de Apodaca.    

La conciliación, los juicios orales y los métodos alternos serán priorizados para así llegar al punto de origen y prevenir las causas de las faltas administrativas, para poder erradicarlos de raíz, conseguir mayor civismo y paz comunitaria entre los ciudadanos.

“Las familias de Apodaca se sienten más seguras ahora y como lo ha dicho en repetidas ocasiones el Alcalde César Garza Villarreal, se ha avanzado en el tema de seguridad pública, pero se requiere hacer un mayor esfuerzo por hacer una ciudad de paz y de conciliación”, sostuvo el regidor.