La inejecución de sentencia que envió el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Cuarto Circuito de Nuevo León en contra del Congreso focal fue admitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

De tal manera que el proceso para destituir a los 42 diputados por no haber ratificado al magistrado Ángel Mario García Guerra sigue su curso.

En la tabla de avisosse informó que el caso fue turnado a la ministra Yasmín Esquivel Mossa, quien se encuentra en la Segunda Sala.

De acuerdo con la SCJN se espera que el expediente sea analizado por los ministros para principios del mes de diciembre.

“Se forma, registra y admite el incidente de inejecución número 88/2020, relativo a la sentencia de seis de febrero de dos mil dieciocho, pronunciada por el Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa en el Estado de Nuevo León, en el juicio de amparo 1044/2017, promovido contra actos del Congreso del Estado de Nuevo León y de otras autoridades. 

“Conforme a lo determinado por el Juzgado de Distrito del conocimiento, el cumplimiento del fallo protector implica que el Congreso del Estado de Nuevo León realice lo siguiente “deje insubsistente la resolución reclamada, y en su lugar emita otra en la que determine lo que corresponda al proceso de ratificación del aquí quejoso, pero prescindiendo de reiterar la imputación de las conductas que conforme a lo expuesto en esta sentencia no encuentran respaldo probatorio lícito y suficiente”, se lee en el acuerdo.

Para tal efecto se debe de valorar el material probatorio que fue recabado para someterse a las exigencias de análisis constitucionales ya definidas en la jurisprudencia citada por la Corte. 

Como se recordará, en octubre del 2018, el Pleno del Congreso optó por no ratificar a García Guerra como magistrado, al considerar que este incurrió en una serie de anomalías no apropiadas por un funcionario de su nivel.

Durante el proceso se determinó que las pruebas presentadas en contra del magistrado no eran suficientes, considerando que el Poder Legislativo había actuado en exceso de sus funciones en dos ocasiones, por lo que debían reinstalarlo en el puesto. 

Ante tal situaciónGarcía Guerra procedió al amparo, recurso que finalmente ganó y que a pesar de esto, los legisladores siguieron sin ratificarlo hasta en ocho ocasiones.

Finalmente, el 24 de agosto del presente año fue ratificado, sin embargo, los abogados defensores han señalado que la destitución recaería en solamente 26 diputados que conforman las bancadas del PANPRI y PT por no cumplir con la orden de un juez.