Guardando su primer cero en el presente año, los Rayados del Monterrey amanecerán este domingo en la zona de calificación directa a la Fiesta Grande del Futbol Mexicano, pero esta noche caerá al quinto después del juego entre Águilas del América y los Tigres.

Monterrey venció ayer 1-0 a la Máquina Celeste del Cru Azul, con un tanto de Rogelio Funes Mori al 57 de acción, para que alcanzar las 29 unidades en el campeonato y colocarse a la cuarta posición, empatado en puntos con Pumas y el propio Cruz Azul, pero con peor dife-rencia de goles.

América tiene 28 y Tigres 27. Quien gane se colará hasta el segundo lugar, y quien pierda estará fuera de zona de clasificación directa. El empate colocará a las Águilas en el cuarto lugar, rezagando a los dos regios al quinto y sexto, por el momento.

Pero lo que ayudaría al Monterrey en la última fecha, en caso de vencer a su último rival, las Chivas, será que Pumas y Cruz Azul se cruzarán, y superarán al equipo que pierda, o si estos empatan, a ambos.

Por tal razón, puede decirse que los albiazules dependen de sí mismos para avanzar a la Liguilla de manera directa.

José de Jesús Corona, arquero de Cruz Azul, destacó en gran manera antes del gol de Funes Mori; en la primera mitad tapó dos de gol, una de ellas a Rogelio Funes Mori, quien cabeceó dentro del área chica tras un tiro de esquina cobrado por Alfonso González.

Monterrey, al 57 de acción, y en jugada a pelota parada tras un tiro de esquina que fue cobrado por Carlos Rodríguez, encontró el 1-0 producto de Funes Mori, quien aprovechó un tiro de Ponchito González que tenía etiqueta de gol y el cual fue desviado con la cabeza del propio argentino, lo cual ayudó a que Corona no tapara el disparo y con esto los regios lograran irse por arriba en el marcador. 1-0.

Lo que no generó el Cruz Azul por la vía de elaboración, lo encontró por la pelota parada. Al 71 de acción, Juan Escobar entró solo a la altura del manchón de penal y cabeceó con destino a gol, pero Hugo González se percató de ello, se recostó a su lazo izquierdo y salvó al Monterrey del empate.

Monterrey estuvo más cerca del segundo tanto tras la llegada que salvó el propio Hugo González, ya que al minuto 90 tuvieron una jugada de contragolpe que se gestó desde la media cancha y acabó en los botines de Miguel Layun, quien mandó un centro raso que Corona desvío con su mano derecha y la redonda le quedó a Carlos Rodríguez, quien con el arco vacío disparó a gol y estuvo cerca de marcar el 2-0 defintivo en el encuentro, pero para su mala fortuna se apareció en la jugada el defensor Julio César Dominguez y éste de cabeza salvó la meta celeste.

Luis Enrique Santander pitó el final del encuentro y el Monterrey acabará la jornada en la quinta posición, dejando en suspenso el meterse entre los primeros cuatro.