Por José Jaime Ruiz

josejaimeruiz@lostubos.com

@ruizjosejaime

Los medinistas han deslizado la posibilidad de que la diputada federal, Ivonne Álvarez, contienda por la alcaldía de Escobedo, Nuevo León. El problema es que Ivonne no reside en Escobedo. Aunque tenga credencial de elector en ese municipio, su candidatura sería impugnable.

“La residencia es pues un requisito de elegibilidad permanente en los cargos de elección popular. ‘Residencia’ es definida como la acción de residir y en una segunda y tercera acepción se define como población o sitio en que se reside y como casa o edificio en que se vive”, coinciden algunos especialistas.

Y ese es el problema, precisamente, de Ivonne, no reside en Escobedo, aunque sus raíces sean escobedenses y familiares habiten en ese municipio.

El problema de fondo, no sé si Ivonne ya lo ha comentado con Rodrigo Medina, es que no es un personaje ganador. ¿Alguien recuerda los votos que obtuvo Jaime Rodríguez Calderón en Escobedo? ¿Alguien recuerda los votos que obtuvo Ivonne Álvarez en ese municipio en el 2015?

Repito, la credencial de elector no es comprobante de domicilio. El espíritu de la ley es vivir y convivir para conocer a fondo la problemática social. ¿Se atreverán los medinistas a proponer una candidatura a la alcaldía fácilmente impugnable? ¿Se atreverán, si la proponen como aspirante a una diputación, a una revolcada electoral como la sufrida en el 2015?