Los titulares de Seguridad Pública de Guerrero David Portillo Menchaca y su homólogo de Oaxaca, Raúl Ernesto Salcedo Rosales, sostuvieron una reunión con el fin de establecer estrategias conjuntas y acuerdos en la materia, para garantizar la paz en ambos estados.

Los jefes policíacos se comprometieron también a establecer mecanismos entre los estados de Guerrero y Oaxaca para garantizar el desarrollo y la paz de la población en ambas entidades.“Esto va enrutado a una construcción de seguridad para la zona limítrofe en los estados de Oaxaca y Guerrero” David Portillo Menchaca

Por su parte, el jefe de la Seguridad Pública guerrerense, David Portillo Menchaca explicó que a través de esta colaboración se podrá generar inteligencia, intercambio de información, operación de carpetas de investigación, así como la detección y detención de los generadores de violencia, particularmente en lo referente a la zona limítrofe de ambas entidades.

Portillo Menchaca aseveró que este es un primer paso para lograr establecer un trabajo conjunto a través de las Mesas de Construcción de Paz de los dos estados, en donde tendrán participación los gobernadores así como las Fiscalías Estatales y todas las corporaciones participantes.

En los próximos días, adelantó, podría anunciarse en dónde se realizará la primera reunión y puntualizó que ambos estados han tenido un decremento en cuanto al índice delictivo, por lo que se trabaja para que continúe esa tendencia a la baja.“En el caso nuestro, en septiembre iniciamos un despliegue operativo que denominamos Fuerza de Reacción Costa, enfocado a la búsqueda de mejores condiciones de seguridad y de orden. Para ello hemos generado intercambio de información e inteligencia con el secretario” Raúl Ernesto Salcedo Rosales

Por su parte el secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Raúl Ernesto Salcedo Rosales, agradeció todo el compromiso y apoyo por parte del gobernador Héctor Astudillo y de su equipo.

En cuanto a la estrategia biestatal, dijo que lo que se busca es que permita generar mejores condiciones para el desarrollo de la seguridad y la paz, de los ciudadanos que habitan en ambas entidades.