Por Francisco Tijerina Elguezabal

“Quien quiere acertar, aguarda.” Antonio García Gutiérrez

Aún no se conoce el resultado de las elecciones en los Estados Unidos, pero si algo queda claro en este proceso es el inusitado repunte del presidente Donald Trump a quien los momios y encuestas le tenían 9 a 1 antes de los comicios y terminó dando una fiera pelea en todo el país.

Sin querer Trump les ha puesto a muchos en México, la muestra de hacia a dónde apuntar si de verdad quieren ganar sus elecciones el año entrante: la economía.

En el cierre de su campaña el presidente norteamericano se negó a seguir hablando de la pandemia y la forma en cómo la ha enfrentado y se dedicó casi por entero a tratar temas relacionados con la reactivación económica y la generación de empleos.

Lo tuvo claro y apostó y su diagnóstico fue tan bueno que lo colocó en las puertas del triunfo.

Y la dio un giro a la opinión de quienes días antes habían manifestado que votarían en contra, pero además convenció a un buen número de indecisos con su discurso. Y quedaron atrás los temas controversiales y abandonó su lucha contra los inmigrantes, simplemente se dedicó a prometer que mejoraría la economía y habría mejores trabajos.

Queda pues la muestra para los candidatos en México que hoy siguen tirando escopetazos y adaptando discursos según la audiencia que tendrán, buscando endulzar oídos pero con propuestas demasiado “light” que no terminan de convencer.

Manejar una gran ancla y de ahí derivar otros temas suele ser una buena estrategia que en esta ocasión le funcionó a la perfección a Trump.

Que le alcance o no para llegar a la presidencia es otro cantar, pero remontar un 9 a 1 en unas cuantas semanas es para tomarse en consideración.

La tarea es definir ese gran tema y apostarle con fe y mucha energía.

ftijerin@rtvnews.com