Científicos de Estados Unidos y Países Bajos crearon un spray nasal que es capaz de bloquear la absorción del nuevo coronavirus.

El fármaco ha sido probado exitosamente en animales y es más económico que las vacunas convencionales, además de no necesitar refrigeración, destacan sus autores en un estudio prepublicado el 5 de noviembre en el sitio bioRxiv.

El tratamiento fue desarrollado por científicos del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York, el Centro Médico Erasmus en los Países Bajos y la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York.

El spray contiene un lipopéptido que ataca directamente al virus que causante del Covid-19, al adherirse a las células de la nariz y los pulmones, evitando la entrada del patógeno al organismo.

Los científicos destacan que su efecto dura 24 horas, de manera que un rocío diario actuaría como una vacuna.

El artículo explica que el lipopéptido, una partícula de colesterol unida a una cadena de aminoácidos, coincide exactamente con un tramo de aminoácidos en la proteína de pico del virus, que usa para adherirse a las vías respiratorias o células pulmonares humanas.

Este mecanismo de acción impediría que el coronavirus inyecte su ARN –ácido ribonucleico– y se adhiera a las células humanas. Matteo Porotto, microbiólogo de la Universidad de Columbia, lo explica de forma más sencilla:“Es como si estuvieras cerrando una cremallera, pero colocas otra cremallera dentro, por lo que los dos lados no se pueden unir”Matteo Porotto, microbiólogo

El potencial tratamiento, que es similar a otro desarrollado en Argentina, solo ha sido probado en hurones, que suelen ser usados para estudios relacionados con enfermedades respiratorias, porque pueden contraer virus por la nariz, como sucede con los humanos.

Los científicos afirman que de confirmarse su efectividad en humanos, podría convertirse en una herramienta más para combatir la pandemia.

El estudio fue enviado a la revista Science para su revisión por otros expertos.