Debido al alto incremento de casos de violencia familiar, la bancada del PRI en el Congreso Local exhortó a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y a los 51 Municipios para que los efectivos tengan la capacitación adecuada en temas de salud mental.

El diputado Álvaro Ibarra Hinojosa señaló que el objetivo de esta modificación era con el fin de que los elementos policiacos puedan actuar de manera efectiva al atender este tipo de asuntos.

De acuerdo a las estadísticas referidas en la página oficial de la Fiscalía General de Justicia del Estado, en el mes de septiembre se presentó el número más alto de denuncias en materia de violencia familiar con 1,838 casos.

“Es necesario que dentro de los cuerpos policiacos se incluya, dentro de su preparación, temas de salud mental que les permitan atender este tipo de delitos de una manera adecuada. De la misma forma, esta capacitación les permitirá, dentro de su profesión y su vida familiar, desarrollarse con una mejor calidad de vida”.

“Nuestras y nuestros policías están bajo un estrés cotidiano, que es muy importante reconocer para poder actuar en consecuencia. Si ellos están bien, desarrollarán mejor su trabajo, sus familias estarán mejor y, por supuesto, la sociedad que resguardan”, agregó Ibarra.