Científicos mexicanos están desarrollando un posible tratamiento con veneno de alacranes y serpientes, para neutralizar al coronavirus causante del Covid-19.

Especialistas del Sistema de Salud del Tecnológico de Monterrey (Tec Salud) encabezan este proyecto que, según explican, consiste en antivenenos hechos a base de proteínas purificadas.“Se ocupan de neutralizar el veneno de las serpientes y de los alacranes… Por primera vez vimos la posibilidad de que esta plataforma tecnológica que desarrollamos en Inosan podría ser utilizada en virus”
Juan López de Silanes, director general de Inosan Biopharma

El doctor Guillermo Torre, rector general de Tec Salud, señaló que el proceso también requiere de la cooperación de otro animal: el caballo.“Esa misma tecnología se está utilizando para estimular las defensas de los caballos. Se generan estos anticuerpos, ellos obtienen los anticuerpos del plasma del caballo”
Doctor Fernando Castilleja, director de Bienestar y Prevención de Tec Salud

Así se obtiene la base de un antivirus que los científicos esperan, ayude a neutralizar al Covid-19 en los humanos, ya que en pruebas de laboratorio los resultados han sido positivos y por eso ya se iniciaron pruebas con animales.“Si estos resultados son buenos, eventualmente el precio potencial no debe ser tan alto y debe ser accesible a la población, entonces estamos muy entusiasmados con esto.
Doctor Fernando Castilleja, director de Bienestar y Prevención de Tec Salud

Guillermo Torre afirmó que este suero con anticuerpos obtenidos de caballos, cuyo nombre es inmunoglobulina equina “f(ab’)2”, podría estar listo para salir a la venta en unos tres a cuatro meses.“Estamos solamente en espera, de la aprobación de Cofepris, la aprobación para un producto que es de producción equina, pero con capacidad de comercialización a nivel industrial, con la capacidad de producir dosis importantes”Guillermo Torre, rector general de Tec Salud

El rector general de Tec Salud detalló que el tratamiento está dirigido a pacientes hospitalizados y ambulatorios.

Mientras obtienen las autorizaciones necesarias, los científicos también buscan la aprobación de los comités de ética e investigación de un hospital privado en Nuevo León para desarrollar protocolos de investigación en seres humanos.