Desde septiembre de 2020 en México hay alrededor de 35 mil recién nacidos que no han recibido la vacuna contra la tuberculosis (o BCG). Autoridades y expertos prevén que esté disponible hasta marzo de 2021, por lo que bebés que nazcan durante este periodo tampoco la tendrán aplicada.

El jefe de área de la División de Prevención y Detección de Enfermedades del IMSS, Leopoldo García Velasco, dijo al medio Animal Político, que la vacuna podría llegar hasta marzo del próximo año; en lo que coincidió el coordinador de Atención Integral a la Salud en el Primer Nivel del IMSS, Manuel Cervantes, publicó 88.9 Noticias en Twitter.

La escasez de vacunas ha sido notable entre la población, el médico Alberto Medina platicó para DW Español que antes solo acudían al sector privado personas que no contaban con seguridad social y recibían unas tres llamadas por mes. Ahora tienen hasta cinco por día.

La escasez de la vacuna BCG es debido a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha cambiado la forma y los contratos de distribución de medicamentos para evitar que se concentren en una solo empresa y cometan corrupción.

Leopoldo García Velasco señaló que la falta de esta vacuna es por la escasez mundial por la pandemia de Covid-19.

Animal Político explicó que el fabricante de la vacuna que era traída a México era Japan BCG Laboratory de Japón, y el titular del registro ante Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para traer y distribuir era Grupo Laboratorios Imperiales Pharma, al que la Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por dos años y tres meses en agosto de 2019 por mentir en sus declaraciones para ganar licitaciones públicas e incumplir entregas. En junio de 2020 volvió a recibir otras dos sanciones de la SFP.

La empresa Serum Institute de la India aparece como proveedor en México en las compras de la vacuna contra la tuberculosis este año, y Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex) como proveedor, señala Animal Político.

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones; es curable y prevenible. Se transmite de persona a persona a través del aire cuando una personas tose, estornuda o escupe, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La vacuna del BCG se aplica entre los menores de cinco años a partir de los seis meses, y recién nacidos pueden esperar hasta un año para su primera aplicación.

En México cada año se detectan hasta 20 mil personas con la enfermedad, señala el IMSS.