Equipo acuático, conformado por lanchas y motos, se sumó ayer al apoyo que envió Nuevo León a las labores de rescate en Tabasco.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón informó del avance en las actividades efectuadas en la hermana entidad, en respaldo de más de 170 mil damnificados por el paso de la tormenta tropical Eta.

De manera adicional se brinda ayuda humanitaria vía aérea.

“Los elementos de Protección Civil Nuevo León continúan ejecutando operaciones aéreas y acuáticas en el hermano estado de Tabasco“.

“Nuestro equipo acuático implementa acciones para tener cercanía con las comunidades a bordo de dos lanchas rápidas y dos motos acuáticas en Frontera”.

“Nuestras embarcaciones y personal de rescate acuático está llevando víveres por el cauce del río Usumacinta a comunidades inundadas, debido a que no se puede llegar por aire. Asimismo, se llevará ayuda a la comunidad Sierra Alta sección 3 por medio de lanchas y motos acuáticas”, expuso.

Se estableció un puente aéreo, a través de un helicóptero del Gobierno de Nuevo León, para entregar víveres en Centla, el municipio más afectado por las inundaciones.

Detalló que desde temprana hora reanudaron la entrega en la localidad de Chichicastle y Torno de Bola.