Brutal golpe es el que han recibido los Golden State Warriors, luego de que este jueves se diera a conocer que uno de sus jugadores clave, Klay Thompson, se perderá la próxima temporada de la NBA debido a una lesión

Los rumores sobre su lesión surgieron desde el miércoles, los cuales aseguraban que el mejor compañero de Stephen Curry se lastimó durante un entrenamiento en California, pero fue hasta este jueves cuando el equipo de Golden State confirmó la pésima noticia.

Fue a través de sus redes sociales en donde señalaron que, como bien decía la información previa, Klay Thompson sufrió una rotura del tendón de Aquiles de su pierna derecha, por lo que no podrá jugar la próxima temporada de la NBA, la cual empieza el próximo 22 de diciembre. 

Klay Thompson sufrió un desgarro en el tendón de Aquiles derecho, según confirmó hoy una resonancia magnética en Los Ángeles. Thompson sufrió la lesión en un entrenamiento ayer en el sur de California. Se espera que se pierda la temporada 2020-21″, indicó el equipo de Oakland. 

Esta será la segunda temporada consecutiva que Thompson no pueda ver la actividad con los Warriors, ya que esta última campaña que recién terminó, no vio participación debido a que se lesionó los ligamentos en el Juego 6 de las Finales 2019. 

¿Qué sigue para los Warriors?

Sin duda que la lesión de Klay Thompson es un golpe más que duro para el equipo de Golden State, que después de una temporada de reconstrucción, pensaban armar un buen equipo para volver a pelear por el campeonato. 

Sin embargo, la mala noticia de Thompson altera los planes del equipo que radica en Oakland, el cual, por cierto, eligió a James Wiseman como segunda selección del draft. 

De esta manera, el equipo, que contará con el regreso de Stephen Curry, tendrá que moverse en este mercado para reforzar a su equipo de cara a la próxima temporada, que empieza en cuatro semanas.