Por Verónica Malo Guzmán

“¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?
¿A hacerte rico en loterías con un millón?
Mejor trabaja, ya levántate temprano
Con sueños de opio solo pierdes el camión”.
Chava Flores

Tatiana Clouthier, como muchos mexicanos y en particular diversos nuevoleoneses, no quiere que Clara Luz Flores, alcaldesa del municipio de Escobedo, sea la candidata por Morena a la gubernatura del regio estado. Menos aún que resulte victoriosa en la contienda local de junio de 2021.

Con razón o sin ella —yo en lo particular pienso que sí le asiste— la diputada federal por Morena ciertamente no desea que la continuación del priismo más rancio que aún hay en México, el de Abel Guerra, esposo de Clara Luz, sea el que gobierne Nuevo León y dirija los destinos de los habitantes de esa entidad.

Sin embargo, la tía Tatis se equivoca en patalear y manifestar esa convicción e intentar golpear ahora, a estas alturas y de la manera que lo hace a la muy probablemente próxima gobernadora de Nuevo León. La última: criticar en redes sociales a la autoridad de Escobedo, entiéndase a Clara Luz que está ya en plena campaña, por no haberse percatado de la existencia de un “huachitúnel” de 170 metros de largo en el Libramiento Noroeste que se está construyendo en la localidad.

“Lo encontraron trabajadores y no la autoridad, qué susto”, dice Clouthier en su cuenta de Twitter.

Tatiana debió haber levantado la mano para contender por la gubernatura como abanderada de Morena hace mucho tiempo, pero no lo hizo. Debió haberse puesto a trabajar, recorrer el estado, construir y movilizar las estructuras de partido y electorales para subir sus números de intención de voto.

Tuvo que haber denunciado y expuesto también las aparentes tropelías de Abel y Clara Luz en la entidad tan pronto se declaró vencedor al presidente AMLO en el 2018 y cuando Morena estaba más fuerte y más presente en el ánimo popular, y no ahora que la de la fortaleza es Flores.

Hoy, es demasiado tarde. Clara Luz ganará la gubernatura, mismo si no ocurre finalmente que lo haga bajo la bandera de Morena, Nueva Alianza, PT y PVEM. Bajo esa coalición, con el apoyo de un solo partido o como independiente, es un hecho que ella y su marido controlarán a ese importantísimo estado a su antojo; la etiqueta de Morena está de más. Y nada que haga Tatiana Clouthier en estos momentos (o cualquier otra persona para el caso), va a impedir lo anterior.

De nada sirve, entonces, que la diputada diga ahora que su partido —con el que legisla y para el cual trabaja—, Morena, se equivocaría y violaría sus principios o ideales por apoyar a Clara Luz. No tiene utilidad tratar de impedir o sabotear que Morena apunte a la alcaldesa como su candidata. Tampoco hará ninguna diferencia señalar, como lo hace la legisladora, que algunos quienes apoyarán a Flores como candidata repudian a Morena o que otros tantos que apoyan a Regeneración Nacional aborrecen al priismo de Clara Luz.

¿Tiene utilidad que Clouthier trate de evitar que Morena se “enlode” con Clara Luz? La respuesta es no.

Lo que sí va a ocurrir, en cambio, es que Tatiana va a quedar muy mal parada si insiste en cuestionar a Morena en su decisión con respecto a la hoy alcaldesa de Escobedo para la contienda a la gubernatura local.

Lo que es más, Tatis va a parecer como una vil ardida. Su propio partido y la ciudadanía le va a reclamar no haber dicho antes lo que piensa de los distintos contendientes. Peor, Tatiana se va a ganar aún más enemistad con ciertos círculos de Morena; los grupos de este partido que sí han estado trabajando para que Clara Luz sea la abanderada.

¿Desea Tatiana pelearse con Morena? Es esta una nueva forma de manifestar que ya no está de acuerdo con Morena, con la 4T, con López Obrador? En estos momentos trabaja para ellos y este tipo de cuestionamientos que hace a las decisiones del instituto político solo está vulnerando al mismo Morena.

Me temo que lo anterior es el caso, entonces la diputada Clouthier en lugar de quejarse, patalear y criticar la gestión del municipio de Escobedo, lo que debe hacer es abiertamente anunciar que se retira de Morena y de dar su apoyo a la 4T.

Si va a hablar de congruencia y de principios, puesto que es eso lo que le cuestiona a Morena en estos momentos, Tatiana Clouthier debe cuestionarse sus propios principios y ver si son compatibles con Regeneración Nacional. Y si no lo son, entonces abiertamente distanciarse.

Esa es la decisión que la hoy diputada debe de tomar. Ninguna otra.

Y de allí mi pregunta: ¿a qué le tiras cuando sueñas Tatiana?