El peso mexicano y el rand sudafricano son las monedas con la mayor recuperación en países emergentes frente a la crisis que generó la pandemia del coronavirus Covid-19.

En un reporte, HR Ratings señala que esa recuperación es reflejo de la disipación del riesgo emergente, pero también hay una disminución parcial en la percepción de riesgo idiosincrático, toda vez que “la recuperación del peso mexicano es sobresaliente”.

El mundo cambió dramáticamente ante la pandemia del coronavirus en una crisis generada por una pérdida de producción por las medidas de contención, por lo que este año la economía mundial experimentó una recesión.

En este contexto, aunque el peso mexicano es de las monedas que más se han recuperado de finales de abril a la fecha, viene de una de las bases más bajas de comparación porque fue de las que más se depreció entre febrero y abril junto con el real brasileño, señala HR Ratings.

En su reporte, del que da cuenta La Jornada, la calificadora advierte que el peso todavía no se recupera del golpe asestado por la pandemia de Covid-19 y ve poco probable que recupere el nivel previo a la Emergencia Sanitaria por el coronavorus.”Considerando que estos riesgos se han incrementado y materializado en recortes de la calificación crediticia durante el año”HR Ratings

HR Ratings indica que pese a que el diferencial entre la tasa de política monetaria de México y la tasa de los fondos federales de la Reserva Federal (Fed) ha tenido una notable disminución, esto no ha impedido que el peso recupere terreno.

La periodista Dora Villanueva señala en su nota que la firma de riesgo subraya que el valor del dólar contra el peso mexicano se mantiene todavía muy por encima de sus niveles de inicio de año, inclusive la apreciación anual del dólar con respecto al peso en octubre es de más de 10 por ciento anual.