Policías ministeriales de Guanajuato asesinaron el pasado lunes a un vendedor de tamales ‘por error’ frente a su familia e hijos en el municipio de Celaya.

Un crudo video del hecho surgió en redes sociales y muestra a dos agentes tratando de someter a un hombre mientras personas alrededor piden que lo dejen en paz.

El periodista Abraham Mendieta, de El Soberano, identificó al hombre como Juan Carlos Padilla Aranda, de 54 años de edad; un hombre que se ganaba la vida vendiendo tamales.

De acuerdo con el periodista, uno de los policías puso la rodilla en el cuello del vendedor mientras éste pedía ayuda. «Juan Carlos murió quince minutos después en la camioneta de los policías que lo asfixiaron hasta la muerte», relata el medio.

Este martes, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guanajuato emitió un escueto comunicado informando que, en efecto, «el inculpado perdió la vida«.

Mendieta también indicó que la Fiscalía había declarado que los policías «asesinaron por error al tamalero porque creían que era otra persona«. El periodista señaló que eso da a entender que iban con la intención de asesinar a alguien.

Una de las hijas de la víctima dijo que los agentes no pidieron ninguna identificación al hombre antes de intentar detenerlo.

Más detalles sobre el hecho

Información adicional de ADN40, revela que en el hecho pudieron estar involucrados cuatro elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Dichos agentes intentaron intentaron detener a la víctima sin identificarse, sin mostrar una orden de arresto y a bordo de un vehículo sin placas.

En cuanto el vendedor mostró signos de estar delicado de salud fue trasladado al Hospital General de Celaya. Al momento de llegar, el hombre ya no tenía signos vitales.

La hija de la víctima denunció a través de Facebook:

«Los judiciales mataron a mi papa, lo detuvieron con violencia sin cerciorarse a quien buscaban. No lo identificaron, se lo llevaron y ahora estoy en el hosital reconociendo a mi padre muerto, con golpes por todo el cuerpo, con mandíbula rota. Pido que me ayuden a difundir esto para que llegue a los medios necesarios y se haga pronta justicia… Ayúdenme. Hechos ocurridos en Celaya, Guanajuato».

El caso ha generado molestia e indignación en todo México. En redes sociales los ciudadanos exigen respuestas de las autoridades con el hashtag #JusticiaparaJuanCarlos.