Escocia se ha convertido en el primer país que regalará a su población productos para la menstruación de manera universal como una manera de combatir el estigma que acompaña al proceso entre la sociedad.

El proyecto de ley presentado ante el Parlamento escocés por la vocera de Salud del Partido Laborista, Monica Lennon, para regalar productos de higiene menstrual fue aprobado de manera unánime con 121 votospara ofrecerlos en baños públicos y lugares de trabajo.

De acuerdo con Lennon, la iniciativa “Provisión gratuita de productos para el periodo” es “práctica y progresista” justo en la pandemia del coronavirus, sobre todo porque uno de los argumentos esgrimidos fue que la menstruación no deja de ocurrir y por ende es importante disponer de toallas, tampoco y copas.

El proyecto de ley introduce el derecho al acceso gratuito a los productos de higiene menstrual en las escuelas, colegios, universidad y cualquier espacio público, además los centros educativos deben proveer educación menstrual a sus estudiantes para erradicar el estigma que rodea al fenómeno, así como devolver la dignidad en los centros de trabajo.

Se prevé que Escocia desglose 259 millones 370 mil 725 pesos para garantizar la gratuidad en los productos para la menstruación cada año, aunque Monica Lennon considera que con el ejemplo del país otros sigan la senda respecto a combatir la pobreza que se asocia con el periodo entre algunos sectores de la población.

La política recalcó que la campaña durante el año pasado para combatir la desigualdad en el acceso a los productos de higiene menstrualrepresentó un avance y con la legislación se brinda una oportunidad para garantizar la dignidad de las niñas, mujeres y personas que menstrúan en el país.