Gracias al deshielo, un equipo de arqueólogos de la Universidad de Cambridge, Oslo y Bergen encontraron varias flechas que fueron utilizadas desde hace 6 mil años; de acuerdo a los expertos, estos artefactos se utilizaron para cazar renos.

El derretimiento de un parche o manchón de hielo en Langfonne, Noruega en las montañas de Jotunheimen con una longitud de unas 24 hectáreas, reveló alrededor de 68 flechas que eran utilizadas hace unos 6 mil años para cazar renos durante la Edad de Piedra y hasta la Época Medieval.

Los manchones -a diferencia de los glaciares que prácticamente son ríos congelados- son depósitos fijos de nieve y hielo que pueden crecer con el tiempo; sin embargo, a medida que las temperaturas aumentan, estos van revelando los objetos en su interior en el orden en el cual fueron depositados.

Los hallazgos de las flechas en Noruega fueron publicados en la revista Holocene en donde los expertos apuntan que los artefactos encontrados pertenecen a varios periodos de tiempo que van desde la Edad de Piedra hasta la Época Medieval, es decir que las armas evolucionaron desde puntas de flecha hechas de piedra y conchas de río hasta puntas de hierro pero su técnica de caza no.

En dicho descubrimiento también se encontraron huesos, cuernos de reno, instrumentos de la edad de hierro y un zapato de 3 mil 300 añosque perteneció a la Edad de Bronce, lo cual sugiere que este manchón de hielo fue utilizado por cazadores durante milenios.

Según los autores del estudio, las 68 flechas encontradas -parciales y completas y cinco puntas de flecha- marcan los primeros hallazgos en el hielo del norte de Europa provocado por el deshielo, que según el estudio indica se ha derretido en más de un 70% en los últimos 20 años como consecuencia directa del calentamiento global.

Este descubrimiento en Noruega con cifra récord de artefactos de flecha de hace 6 mil años, se considera el mayor descubrimiento en unyacimiento congelado que en cualquier otro en el mundo; algunos de los artefactos de caza datan desde el Neolítico hasta los “más recientes” que pertenecen al siglo XIV d.C.