El Congreso de Tamaulipas aprobó una modificación a la Ley de Protección Animal en la que se prohíbe mutilar cola y orejas a animales con fines estéticos y no médicos. Las reformas buscan poner fin a una práctica que constituye actos de crueldad y el sufrimiento innecesario de las mascotas.

A propuesta del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), la diputada Ivett Bermea Vázquez explicó el pasado jueves 27 de noviembre que el objetivo también es propiciar un trato digno a otras formas de vida que conviven en sociedad.

Con la modificación se prohíben además la extirpación de uñas y dientes, así como de cuerdas vocales, erradicando toda práctica que suponga el maltrato animal: “Se pretende lograr una evolución de conciencia social en la forma de tratar y de convivir con las mascotas, que genere una comunidad sensible y responsable de su bienestar físico y mental”, dijo Bermea Vázquez.

Al respecto, las diputadas y los diputados locales, encabezados por el presidente del Congreso, Gerardo Peña Flores, dieron su apoyo unánime a la propuesta, que sólo establece dos excepciones para llevar a cabo la mutilación animal:

  • Cuando se ponga en riesgo la vida de un animal 
  • Para evitar la reproducción

La iniciativa que fue presentada el 21 de septiembre, pero se aplazó y analizó su valoración por los legisladores locales. Ahora sólo falta que la modificación sea publicada en el Diario Oficial del Estado. En tanto, en septiembre de este 2020 la diputada de Morena María Chávez Pérez, presentó una propuesta para castigar hasta con cinco años de prisiónel maltrato animal.

La iniciativa busca castigar acciones como el abuso sexual, tortura, lesiones, abandono y muerte hacia los animales. El objetivo central es erradicar el maltrato que sufren los animales y protegerlos, pues se trata de una situación que alcanza hasta los 60 mil casos al año en el país.