El trazo del Tren Maya, que comunicará a cinco estados del sureste del país, podría sufrir cambios en caso de que el instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encuentre riesgo de afectaciones a los sitios arqueológicos de la zona.

En un comunicado, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) informó que llevó a cabo este fin de semana diálogos con pueblos indígenas de la Península de Yucatán sobre el Tren Maya, en los que participaron representantes de varias dependencias federales.

En este contexto, personal del INAH indicó a pobladores de Campecheque realizan labores de campo en los 172 kilómetros correspondientes al tramo 3, que va desde Calkiní, en Campeche, hasta Izamal, en Yucatán.

Con el fin de preservar el patrimonio cultural de la zona, el personal labora “con nuevas tecnologías para generar estudios que garanticen la protección arqueológica de la región”, señala el texto, donde se agrega que:“En caso de que los más de mil 500 sitios arqueológicos ubicados en el tramo 3 sean susceptibles de afectación, se propondrá un cambio en el trazo de la vía”.Fonatur

Tren Maya podría tener un nuevo trazo para no afectar sitios arqueológicos

Por otro lado, el Fonatur señaló que trabajan de la mano con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en acciones que mitiguen el impacto ambiental que significará la construcción del Tren Maya.

Entro otras acciones, la dependencia a cargo de Maria Luisa Albores lleva a cabo estrategias de:

  • Restauración de flora y fauna
  • Instalación de pasos de vida silvestre
  • Talleres de educación ambiental

Además, los habitantes del municipio de Escárcega acordaron con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) iniciar proyectos ejecutivos para la construcción de pozos de agua potable, mientras que en Tenabo se solicitó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ampliar el servicio en comunidades del municipio.

El Tren Maya comunicará a los estado de Campeche Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán en un trazo de mil 554 kilómetros y un total de 18 estaciones. Se espera que los primeros tramos comiencen a dar servicio a finales de 2022, y el proyecto quedará concluido en 2024.