Las vacunas contra el coronavirus desarrolladas por Pfizer y Moderna podrían estar disponibles en Estados Unidos dentro de unas semanas. Ante ello, surge la duda: ¿quiénes serán los primeros en recibirla?

Los médicos adultos mayores que residen en asilos deberían tener prioridad cuando las primeras vacunas contra el coronavirus estén disponibles, dijo el martes un influyente panel de expertos que asesora al gobierno federal de la Unión Americana.

El panel votó 13-1 a favor de recomendar que esos grupos reciban prioridad en los primeros días de cualquier programa de vacunación, cuando se espera que las dosis sean muy limitadas. Los dos grupos abarcan a unos 24 millones de personas de los 330 millones de habitantes de Estados Unidos.

Este mes de diciembre, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) considerará la autorización del uso de emergencia de dos vacunas producidas por Moderna y Pfizer. 

Los estimados actuales proyectan que no más de 20 millones de cada una de las vacunas estarán disponibles para fines de 2020; cada una requiere dos dosis. En consecuencia, las vacunaciones estarán racionadas en las etapas iniciales.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización se reunirá más tarde para decidir qué segmento de la población será el siguiente. Entre las posibilidades están: maestros, policías, bomberos y otros sectores esenciales, como la producción de alimentos, el trasporte y las personas con problemas médicos subyacentes.

Los expertos señalan que la vacuna probablemente no estará disponible de manera generalizada en Estados Unidos hasta la primavera.

El panel conformado por 15 expertos científicos y que fue creado en 1964 emite recomendaciones para el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), quien casi siempre las aprueba.