Por Jorge Narváez

Ardua tarea y mucho poder de convencimiento, sin olvidar la gran cartera, es cómo ven a Rayados. Al regresar a Javier Aguirre al fútbol mexicano tras 20 años de ausencia. “El Vasco” se placeó por clubes medianos de España, pero los dejó como los grandes, con buenos números y rompiendo con los males. Ahora toma el reto de desenterrar a la gallina “maldita” del BBVA.

Rayados ganó desde ya. El porte de Aguirre le da un aire nuevo a la institución. No sólo es el nombre, aunque así parezca, son objetivos, son números, es tener la atención.

Gran expectativa está levantando entre afición y prensa. Por un lado, los seguidores se ilusionan con “el Vasco” para que ponga al equipo como un rival complicado de vencer. Por el otro, la actitud de Javier genera expectativa, sobre todo por lo polémico.

Lo curioso es el lapso que tendrá como contrato: sólo dos años estaría en el banquillo albiazul. Significa entrenar cuatro torneos al equipo. Son pocos los directores técnicos que se quedan por muchas temporadas en un equipo, el más longevo es Ricardo Ferreti. Y si sólo son dos años de contrato, la idea de Rayados es que “el Vasco” solucione sus problemas.

Y vaya problemas que tiene el club. Ya con fantasmas desde que llegaron al nuevo estadio donde se coronó campeón el rival de los clásicos. También Aguirre inyectará su actitud a los jugadores y ahí podría complicarse el asunto.

Otro escenario que se debe tomar en cuenta, y que puede ser una revolución, es la solicitud de jugadores. Aguirre llegará con una lista de jugadores y se la entregará a la directiva para que los fichen. Habrá varios jugadores que salgan en las próximas semanas. Dinero habrá, pero Aguirre no salió barato y cumplir la lista de jugadores podría complicar la situación financiera, en esta época donde la directiva se las ha visto negras por la pandemia.

Entonces, ¿Aguirre podrá sacar el barco a flote con lo que tiene? Puede ser posible. Mohamed pudo. Tendrá que estudiar el futbol de los jugadores, porque dudo que haya visto un solo juego de Rayados. Más allá de lo que pueda comentarle su cuerpo técnico, Aguirre primero tiene que poner su orden en el vestidor.

Será entretenido ver a Javier Aguirre y Ricardo Ferretti enfrentarse en un clásico regio. Ambos elementos polémicos, pero buenos en su trabajo.

Fotografía: ONCE Diario

@SoyJorgeNarvaez