El ex panista Felipe Calderón pidió que se impida la tala de 800 hectáreas de selva para la primera fase del Tren Maya, como se acusó en una noticia de Milenio.

En su cuenta de Twitter el político michoacano citó el artículo del medio nacional y acusó que es una “gran mentira” del Gobierno de México el haber prometido que no se talaría ni un árbol.

El artículo que cita Calderón refiere que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó el impacto ambiental de la fase 1 del proyecto clave de AMLO, con lo que se da luz verde a la tala de 800 hectáreas de selva en el sureste del país.

Con esto también se establecieron condicionantes para reducir los daños por emisiones a la atmósfera, fragmentación del hábitat para el jaguar y otras especies y posible daño a cenotes y cuevas.

Por la tala de los árboles habrá un programa de compensación para reforestar y reubicar especies y restaurar el suelo, para revertir modificaciones al microclima, con el fin de que las condiciones recuperen su estado original.

El Tren Maya correrá de Palenque, Chiapas, a Izamal, Yucatán, pasando por los estados de Campeche, Quintana Roo y Tabasco. La ruta no alcanzará a Cancún ni Playa del Carmen pero se quedará cerca porque atravesará Tulum.

En su recorrido el Tren Maya pasará por el Sistema Lagunar Catazajá y la Libertad, el sitio Ramsar Anillo de Cenotes en Yucatán y la reserva Los Petenes.

AMLO ha presumido al Tren Maya como una de sus obras cumbre, y desde que inició el actual gobierno se ha buscado su construcción, con el fin de detonar el desarrollo de la zona sureste de México. El tren servirá para turismo y para la movilización de personas con fines laborales dentro del estreno sur del país.