Desde el año pasado, la Dirección de Agua y Drenaje de Monterrey anunció que incrementaron hasta un 168 por ciento sus servicios sin previo aviso.

Gerardo González Garza, titular de la dependencia dijo que el aumento se aplicó en la reposición de medidor, instalación de tomas, entre otros, pero descarto un incremento en los recibos del agua.

Al acudir a comparecer a la Glosa del Quinto Informe de Gobierno señalo que esto lo aplicaron mediante un acuerdo firmado y aprobado desde el 2005.

El funcionario estatal argumento que a pesar de este decreto nunca había ejercido este derecho hasta el 2009.

Manifestó que decidieron llevar acabo el cobro recientemente con el argumento de combatir el regazo de la dependencia.

“Instalación de una toma, reposición de un medidor, subpresión del servicio, todos estos servicios fueron autorizados en un acta del Consejo y no se llevaron a cabo, es decir, no se ejecutaron”.

“Esto fue votado a favor en el 2005 teníamos 14 años de rezago y el año pasado por una observación que tuvimos actualizamos los precios que se fueron a 168 por ciento y aun así estamos rezagados en la prestación del servicio”, dijo.

González Garza indicó que a raíz de los incrementos servicios a tal grado que Un medidor ya colocado pasó de costar 573 pesos a costar mil 643 el día de hoy.