Sin ningún contratiempo, un Boeing 737 Maxrealizó este 9 de diciembre un vuelo de hora y media de Sao Paulo a Porto Alegre en Brasil. Este es el primer viaje de un avión de este tipo en 20 meses, luego de haber sido inmovilizados por varios accidentes que dejaron cientos de personas muertas.

El vuelo a Porto Alegre contó con siete tripulantes y un 88 por ciento de sus 186 asientos ocupados. Después, este avión regresará al Aeropuerto Internacional de Sao Paulo-Guarulhos, el mayor de América del Sur.

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Brasil retiró el 25 de noviembre su orden de prohibición al uso del Boeing 737 Max, luego de haber arreglado todos los fallos técnicos revelados en los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) solicitó que se actualizara el software de control de vuelo, se reorganizaran algunos cables y que los pilotos reciban una capacitación adicional en simuladores antes de volar los aviones.

El Boeing 737 Max fue prohibido para realizar vuelos luego de que en octubre de 2018 un vuelo de Lion Air se estrelló en el mar 10 minutos después de despegar de Yakarta, Indonesia, en el que murieron 189 personas. 

Cinco meses después, en marzo de 2019 uno de Ethiopian Airlines de Etiopía se estrelló seis minutos después del despegue; murieron 157 personas.

Por los accidentes, el 11 de marzo China ordenó mantener en tierra a todos los Boeing 737 Max, dos días después la FAA ordenó inmovilizar todos los aviones del tipo.

Boeing señaló que la modificación más grande que se les hizo a las aeronaves fue en el software de control de vuelo MCAS, que no pudo ser dominado durante los vuelos de Lion Air y de Ethiopian Airlines.

Se planea que antes de que termine el año 2020, otros siete Boeing 737 Max vuelvan a volar.