Diputados integrantes de las comisiones de Justicia y de la de Derechos de la Niñez y Adolescencia, aprobaron este miércoles 9 de diciembre un dictamen por medio del cual se prohíbe el castigo físicoen contra de niñas, niños y adolescentes, como método correctivo o disciplinario.

La aprobación se dio luego de que el dictamen recibió 43 votos a favor, con lo cual se avanza en el mecanismo que prohíbe a madres, padres o tutores, incurrir en acciones que humillen, o representen golpes o castigos corporales como forma disciplina.

La minuta de ley plantea que los menores, tendrán derecho a recibir orientación, educación, cuidado y crianza de su madre, su padre o de quienes ejerzan la patria potestad, tutela, guarda y custodia, así como de los encargados y personal de instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social, sin que sean víctimas del castigo corporal o trato humillante.

Piden que “Ley Antichancla” no sea la única medida a favor de los niños y niñas

Durante la discusión de la minuta que se ha nombrado como la “Ley Antichancla”, la diputada Rosalba Valencia Cruz (Morena), quien preside la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, indicó que prohibir los castigos físicos, no debe ser la única medida a favor de los menores de edad.

Así lo dijo al señalar que la prohibición debe ir acompañada del desarrollo y aplicación de un sistema de justicia que prevenga medidas alternativas a la privación de la libertad o la separación para los casos detectados.

Por su parte, la diputada del PAN, María del Pilar Ortega Martínez expuso datos de la Secretaría de Salud apuntan que tan sólo en el mes de enero de 2020, se registraron 11 mil 937 casos de violencia infantil, por lo que se necesita terminar con la normalización de la violencia contra niñas, niños y adolescentes.

En tanto, la coordinadora del PRD, Verónica Beatriz Juárez Piña destacó la finalidad del dictamen, es el de contribuir a que se garantice que los menores de edad en México, puedan acceder a una vida libre de violencia.

Asimismo, dijo que el castigo corporal por parte de los padres o tutores para corregir y disciplinar, se trata de una práctica que únicamente deja como consecuencia, daños físicos y psicológicos.