A pesar de la presión que está ejerciendo la Iniciativa Privada, el  Gobierno del Estado anuncio que no cederán y mantendrán los cierres de comercios y negocios este fin de semana.

Solamente se les permitirá la operatividad a carnicerías, fruterías y tiendas de abarrotes para que la gente no se quede sin oportunidad de comprar sus alimentos.

Jaime Rodríguez Calderón, mandatario estatal dijo que gracias a la medida implementada desde la semana pasada, la movilidad se redujo hasta un 50 por ciento, 40 por ciento menos desde que comenzó la época decembrina.

Gracias a esto las autoridades prevén que para la próxima semana comience a registrarse una disminución de contagios en la entidad, toda vez que con esta medida cortaron la línea de infección.

“Rompiendo el ciclo que rompimos la semana anterior, podríamos entonces tener la apertura de sábado y domingo a partir de la próxima semana, no está”.

“¿Qué preferimos? ¿Qué se reúnan este fin de semana o que se puedan reunir en los siguientes? Pues obviamente es mejor Navidad, es mejor Año Nuevo”, sostuvo el mandatario.

En lo que se refiere a restaurantes, estos también seguirán con las medidas, es decir, estarán abiertos de cinco de la mañana hasta las 10 de la noche, los fines de semana se les permitirá la venta de comida mediante las plataformas digitales.

En relación a los problemas que se han estado presentando en los mercados sobre ruedas y los mercados de abastos, las autoridades estatales refirieron que los primeros seguirán cerrados y el los segundos podrán llevar a cabo sus actividades pero sin venta masiva para evitar aglomeraciones.

Las carnicerías, fruterías, tortillerías y tiendas de abarrotes si tendrán permitido operar, según dio a conocer en la reunión virtual con los alcaldes.

En su mensaje, el gobernador afirmó que ceder a las presiones de los empresarios sería “un error”, y descartó con ello autorizar las peticiones de abrir los fines de semana en horario limitado hasta las 6 de la tarde.

“Ceder a presiones de empresarios sería un error, hoy les pedimos resistir este fin de semana. Rompiendo el ciclo que tuvimos, podríamos abrir la próxima semana. No ésta”, señalo.

También insistió en que el tema del transporte urbano no genera contagios, y por el contrario, responsabilizó de esto a las fiestas y reuniones.

Por otra parte, criticó que los Oxxos y Super 7 no cumplan con los protocolos sanitarios y anticipó que el secretario de Economía y Trabajo, Roberto Russildi, hablaría con ellos.

No cesan aglomeraciones en comercio informal

Aunque el Secretario de Salud, Manuel de la O, exhortó a autoridades municipales a ser más estrictos durante los fines de semana para evitar que los comercios informales continúen aglomerando gente, entre semana, el amontonamiento de clientes se distingue entre las calles del centro de Monterrey.

Desde el comienzo de la pandemia, los ambulantes ubicados en el primer cuadro de la ciudad han sabido mantenerse activos, aunque con una moderada reducción en sus ventas, sin embargo, son los clientes que habitualmente acuden a calles como Colegio Civil, 5 de Mayo o Garibaldi los que no cumplen con las medidas sanitarias.

Dada la temporada decembrina en donde las compras se hacen más presentes, los locales ubicados en el centro de Monterrey se ven abarrotados, en donde la sana distancia no es regulada, así como tampoco se controla el paso de personas vulnerables, pues desde personas de la tercera edad hasta niños, son avistados en la zona.

Aunque en la calle Colegio Civil hay un letrero que exhorta a los clientes a cuidarse y respetar las medidas, este no es respetado, pues desde temprano el lugar luce abarrotado, en donde no se encuentra alguien aplicando algún filtro o regulando quienes pueda acceder al lugar.

El municipio regio, a través de su secretaría de Comercio, se encarga de llevar a cabo la supervisión a aquellos que no cuenten con permiso o bien que incumplan con el protocolo sanitario, sin embargo, en los primeros días del mes de diciembre se han aplicado poco más de 180 acciones entre decomisos y multas, pero el amontonamiento de gente aún es visible.

Aunque será durante el fin de semana que las autoridades pondrán más ojo a los comercios informales, estos aprovechan de lunes a viernes para recibir a sus clientes tanto para la venta de productos no esenciales como esenciales, pues además han ampliado su horario para atender durante la noche.