Con el arbitraje cargado al local, con dos penales a favor no marcados y hasta con un gol anulado por un inexistente fuera de lugar, las Tigres con todo y eso sacaron la victoria por marcador de 1-0 en la Final de Ida ante Rayadas y están cerca de su tercera corona en la Liga MX Femenil.

La escuadra de Roberto Medina fue mejor durante los 90 minutos y demostró el porqué merecían sacar una ventaja en el juego de ida, siendo Lizbeth Ovalle la futbolista que les permitió esta situación con su tanto definitorio al minuto 61 en el que tuvo mucha participación la arquera Alejandría Godínez.

La escuadra auriazul demostró más hambre, más intenciones de ganar y el futbol fue justo para las de Medina, ya que a pesar de que en diversas jugadas arbitrales les frustraran por algunos momentos luego de malas decisiones de la juez central, ni esto significó que las visitantes cayeran en ánimo y se complicaran el encuentro.

Tigres Femenil fue superior y mereció esta mínima ventaja que sacó en el Gigante de Acero, misma que empezaron a trabajar desde la primera mitad con algunas jugadas de peligro que generaron por los costados las ofensivas Lizbeth Ovalle y Natalia Gómez Junco, en donde se recuerda un cabezazo con destino a gol de Jaqueline que pasó a escasos metros del poste izquierdo del arco defendido por la arquera Alejandría Godínez, esto al minuto 20.

Rayadas priorizó el defender bien y casi no generó jugadas de peligro en el arco de Ofelia Solís, aunque en la primera parte solo preocuparon en una ocasión a la arquera veracruzana tras una jugada individual de Diana Evangelista, quien desde tres cuartas partes de la cancha eludió a Nancy Antonio, superó a Christina Ferral y disparó con destino a gol, pero la redonda pasó solo cerca y Tigres Femenil se salvaría en el encuentro.

Las polémicas arbitrales se hicieron presente en la primera y en la segunda mitad; en los primeros 45 minutos no se marcó un claro penal sobre Stephany Mayor tras una barrida tardía de Desirée Monsiváis y en la segunda tampoco se validó una pena máxima luego de una falta de Ricla Rajunov sobre Lizbeth Ovalle, incluso se anuló un gol que no era fuera de lugar de Katty Martínez y también no se marcó una falta dentro del área chica de Greta Espinoza sobre Monsiváis.

Pese a esto, Tigres Femenil siguió atacando y buscando la portería de Alejandría Godínez, siendo que al 61 encontraron el 1-0 tras un tiro libre que cobró Lizbeth Ovalle y que no fue bien atacado por la guardameta Godínez, la cual en su objetivo de atrapar el balón éste se le resbaló de las manos y permitió el primero de las felinas en ese momento.

Se creía que ese tanto motivaría a las Rayadas para que se fueran con todo al frente y consiguieran la jugada de empate, pero las más peligrosas continuaron siendo las de Tigres y al minuto 70 la futbolista Natalia Gómez Junco fallaría el 2-0 de manera clara, esto en una salida apurada de Godínez en donde la pelota le quedó a merced para mandar la misma al fondo de las redes pero tras una mala definición ésta solo besó la red lateral.

Pareciera que Héctor Becerra, DT de Rayadas, ante la superioridad de Tigres prefirió cerrar el partido y sacó en los minutos finales a Desirée Monsiváis, con lo cual las Rayadas perdieron presencia en el ataque y solo se dedicaron a aguantar el 1-0 en contra, marcador que ahora tendrán que remontar en el Volcán para de esa o ganarlo en los 90 minutos o mandar la final a la serie de los penales.

Con este resultado, con este 1-0 de Tigres en el juego de ida, las felinas ocupan el empate o el triunfo para coronarse por tercera ocasión dentro de la Liga MX Femenil, siendo que todo esto podrán aspirarlo a vivir a partir de las 19:00 horas de la noche del próximo lunes, momento en el que reciban en casa y en la Final de Vuelta a las Rayadas del Monterrey.