Ante la situación financiera de Nuevo León, la Secretaría de Finanzas y Tesorería General acordó con el Sindicato Único de los Servidores Públicos del Estado (SUSPE) y de maestros diferir una tercera parte del pago de aguinaldo al mes de enero.

En una mesa de diálogo, Carlos Garza Ibarra, tesorero estatal, expuso el difícil escenario económico que se vive por la caída en las participaciones federales, la reducción de los ingresos propios y los gastos generados para la atención de la pandemia de Covid-19 en la entidad.

Explicó que normalmente los maestros reciben en diciembre el salario mensual y tres meses de aguinaldo, cantidad que en esta ocasión será de dos meses.

“En este marco de acontecimientos acordaron posponer parcialmente el pago del aguinaldo 2020 a los servidores públicos.

“En condiciones normales, a los maestros se les paga en diciembre el salario mensual, más tres meses de aguinaldo; con el acuerdo establecido este día, el pago será del salario de diciembre, más dos meses de aguinaldo, y el tercer mes se pagará en enero”.

Respecto al resto del personal, afiliados al SUSPE y empleados de confianza y honorarios, son acreedores, adicional a su sueldo, de un mes de aguinaldo y bono navideño.

Por esta ocasión, recibirán una quincena de aguinaldo, el bono navideño y su salario; el faltante se cubrirán en enero próximo.

Asimismo, los trabajadores sindicalizados con ingresos superiores a los 30 mil pesos mensuales recibirán este 15 de diciembre el pago del Bono del Servidor Público, el cual había sido pospuesto con excepción de quienes tiene salarios menores.

Las disposiciones acordadas aplican a la totalidad de los servidores públicos que laboran en las dependencias estatales y en los organismos públicos descentralizados y paraestatales.