Tigres lleva desde 2014 con al menos un título en todos estos años de competencia y en el presente 2020 desean continuar por el mismo camino. 

Desde el año 2014 Tigres comenzó con esa costumbre de al menos ganar un título en todos los años en los que tuvo de competencia local o internacional, ya que desde ese entonces han ganado al menos algún éxito y con ello se han mantenido en los altos estándares del futbol mexicano. 

En el año 2014 conquistaron la Copa MX en el primer semestre, al vencer por marcador de 3-0 a los Alebrijes de Oaxaca. 

Un año después, para el Torneo Apertura 2015, conquistaron la Liga tras vencer a Pumas en la instancia de los penales, mientras que en el Apertura 2016 se hicieron de su quinta corona a nivel local luego de vencer al América desde la tanda de los penales. 

Lo mismo sucedió en el 2017, cuando en el segundo torneo de aquel año derrotaron al Monterrey en la Final de Liga, mientras que en el 2018 la situación no fue tan cambiante, no ganaron la Liga pero los éxitos sí continuaron. 

El conjunto felino conquistó dos títulos, uno de ellos el Campeón de Campeones en el verano de ese año y meses más tarde la Campeones Cup, al derrotar al Toronto. 

En el 2019, la costumbre de ganar algún título se mantuvo, ya que en ese año los felinos se llevaron el Torneo Clausura 2019 tras vencer en la Final y por global de 1-0 al conjunto del León, siendo que con ello se hicieron de su séptima coronación en el plano local. 

Por la pandemia, el Torneo Clausura 2020 se tuvo que cancelar pero sí se jugó el presente Guardianes, en donde los felinos quedaron eliminados tras caer ante Cruz Azul en los Cuartos de Final de la Liguilla del Futbol Mexicano. 

Los auriazules hoy tienen el reto de la Concachampions, certamen que ocuparán ganar para de esa forma no cerrar el año sin ningún título, situación que no han padecido desde hace seis años cuando esta costumbre de ganar algo empezó a fraguarse en el equipo de San Nicolás de los Garza. 

Los felinos, en dado caso de no conseguir la Concachampions, culminarán con seis años de títulos y tendrán su primer año de sequía en la respectiva institución, aspecto que no padecen desde el año 2013 cuando no consiguieron ningún campeonato.