Con el fin de ampliar sus actividades en México para el 2021, la DEA(Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés) está contemplando la creación de tres nuevas plazas de agentes especiales y la compra de un avión espía.

La DEA solicitó al Congreso de Estados Unidos un presupuesto de 1.5 millones de dólares para la creación de tres plazas para agentesespeciales que trabajarán en las oficinas que tienen instaladas en México y Centroamérica. Los nuevos elementos se adicionarían a los otros 54 agentes que operan en México en las 10 oficinas distribuidas a lo largo del territorio nacional.

En su propuesta de presupuestal, la DEA también consideró la compra de un avión espía King Air para realizar operaciones de espionaje a los cárteles de droga en México, Colombia, Perú y Afganistán y que costaría cerca de 9.2 millones de dólares.

La DEA contaría con 10 aviones espía 

Estos aviones equipados con tecnología de espionaje conocida como Vigilancia y Reconocimiento de Inteligencia (ISR, por sus siglas en inglés) se suelen utilizar en otros países para transportar carga, personal de la DEA, pruebas y efectuar acciones de vigilancia. Con este avión, serían 10 que tendría la agencia antidrogas.

En dicho presupuesto también estaría contemplado 7.7 millones de dólares que servirían para el financiamiento a células de policías infiltrados en los cárteles, Unidades de Investigaciones Sensibles, las cuales llevan operando durante 20 años en México y Centroamérica.

Con la ayuda de este presupuesto se busca cubrir el costo de la capacitación, investigación, compra de pruebas, información y el pago de la renta de las instalaciones encubiertas en el país.

Preocupación por filtración de información

Ex agentes de seguridad de Estados Unidos que tuvieron operaciones en México alertaron que la reforma a Ley de Seguridad Nacional aprobada por el Senado la semana pasada pueden poner en riesgo la vida de los agentes y las investigaciones que realizan en territorio nacional.

Tanto Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, como Davy Aguilera, agente retirado de la ATF (Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EU) externaron su preocupación ante dicha reforma de ley, pues temen que la información reportada a las autoridades mexicanas sea filtrada por funcionarios corruptos, con lo que correría en riesgo la vida de los agentes y se arruinarían las operaciones contra el narcotráfico.

“He trabajado con muy buenos elementos de las fuerzas de seguridad de México, pero hay algunas que son corruptas y es muy difícil compartir toda la información, porque nunca se sabe si va a haber un flujo de información a los narcotraficantes que comprometa a agentes de Estados Unidos, informantes, operativos e investigaciones”Mike Vigil. exjefe de operaciones internacionales de la DEA“Sería un desastre, porque la corrupción está por donde quiera, si pasara algo así nunca vamos a estar seguros en nuestras investigaciones, pero más importante, arriesgamos la vida”Davy Aguilera. Agente retirado de la ATF