Desde hace algunos años, La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) anunció que planeaba construir una base lunarque funcione con energía solar. Pero recientemente, la agencia del gobierno estadounidense ha comenzado a plantearse nuevos objetivos para finales de la siguiente década, principalmente, buscará tener astronautas en la luna por lo menos para el 2024.Puedes leer: 

En el año 2030, la NASA espera tener construida la primera base lunar, de acuerdo con su agenda de su ‘Programa General de Exploración Lunar Septiembre 2020’. Pero, para lograr construir una estructura que se mantenga en la luna es necesario crear un material especial con el que puedan crearse plataformas de aterrizaje, bases y hasta carreteras en la superficie lunar.

Para obtener los materiales adecuados, la NASA comenzó a trabajar con la empresa de tecnologías en la construcción ICON, la cual se encuentra en la carrera de investigación y desarrollo temprano de sistemas de construcción espacial.

Se pretende utilizar polvo lunar para crear el material en impresoras 3D. Este sería similar al concreto, aseguró Jason Ballard, cofundador de ICON. El programa que plantea esta iniciativa es parte de la Dirección de Misión de Tecnología Espacial.“Este material ayudará a garantizar que podamos ampliar las capacidades de construcción en otros mundos cuando llegue el momento”Niki Werkheiser, ejecutiva del programa.

La NASA también tiene planeado crear una base espacial en Marte

El polvo lunar está compuesto de minerales y fragmentos de vidrio que se crearon durante millones de años. En otras misiones a la luna se percataron de que este tendía a ser afilado, abrasivo y muy pegajoso.

El director asociado de la Oficina de Ciencia y Tecnología de Marshall señaló que se busca aumentar el nivel de preparación de la tecnología y los sistemas de prueba para demostrar que sería factible desarrollar una impresora 3D a gran escala que pudiera construir infraestructura en laluna o Marte.

El proyecto de construcción se conoce como “De la Luna a Marte. Tecnologías de Construcción Autónoma Planetaria” en el que también participa el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama.