Simon Houlder celebraba su 30 vuelta al Sol cuando, a consecuencia de una cruel broma de sus acompañantes, murió luego de que estos, sus amigos, lo empujaran al río de la ciudad de Norfolk, en el Reino Unido.

El hombre había rentado un bote para celebrar su cumpleaños y tras haber bebido alcohol, tanto él como sus amigos comenzaron a empujarse unos a otros para hacerse caer al río Bure. Varios fueron los que sucumbieron, pero sólo él no pudo salir.

Los amigos habían consumido alcohol y estaban jugando a empujarse

Cuando Simon Houlder intentó subir al bote, una pierna le quedó atrapada por la hélice y sufrió heridas graves. Para ese momento, uno de sus amigos le pidió al conductor que frenara, pues justo estaba retrocediendo, pero debido al ruido del motor este no escuchó y no pudo evitar el trágico suceso.”Pude ver el miedo grabado en su rostro”Uno de los amigos del fallecido.

De cualquier forma, todo ocurrió muy rápido y nadie pudo hacer nada. Los amigos saltaron al agua para ayudar a Houlder, que fue trasladado a un hospital en helicóptero sanitario. Posteriormente fue conducido a un centro médico, donde murió a consecuencia de una hemorragiaprovocada por una gran pérdida de sangre. 

Johanna Thompson, ayudante del centro, dijo que la muerte de Simon fue accidental con un “resultado muy triste y trágico, pues no había nada malo en la actividad, eran sólo hombres jóvenes divirtiéndose”

Por su parte, la madre del hombre declaró que los involucrados en la tragedia eran como hermanos para su hijo y que algunos de ellos formaban parte del equipo de futbol para el que Simon Houlder jugó durante mucho tiempo. Los jugadores incluso reunieron un poco de dinero para apoyar a la familia con los gastos funerarios.