Gobernadores de la Alianza Federalista exhortaron al Presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador poner en marcha políticas, estrategias y acciones sustanciales contra la violencia que padece el país y hacer a un lado las expresiones de lamentación.

Los mandatarios estatales coincidieron al señalar que ni el temor, ni la inercia, ni la displicencia  rescatarán la tranquilidad en las calles, hogares y almas mexicanas.

Por lo cual solicitaron una reunión urgente para realizar un análisis general y particulares en materia de seguridad pública, así como para replantear propuestas y ejes de acción. 

“Solicitamos respetuosamente que la convergencia se dé antes de que terminé el presente año, pues México no se puede permitir tibieza en un drama de esta escala”. 

“A su vez, requerimos coordinarnos de manera integral con quien ocupe el cargo como nuevo titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, pues desde la renuncia de Alfonso Durazo, hace casi dos meses, no hay quien encabece la estrategia de seguridad nacional”.

Necesitamos que se retome el diálogo con las autoridades federales para así poder “visualizar la dimensión del problema. Por poner un ejemplo, acciones como abandonar la coordinación en materia de seguridad en el Estado de Chihuahua perjudican directamente a la población y desechan tiempo y trabajo valioso”, señalaron.

Los gobernadores de la Alianza Federalista pidieron que su voz sea tomada en cuenta en el próximo Consejo Nacional de Seguridad, pues es necesario que se retome la comunicación y el diálogo lejos de todo tinte partidista o politización. 

“Reiteramos nuestro llamado al Gobierno Federal para que la neutralidad política se mantenga en temas de seguridad; por nuestra parte, garantizamos nuestro compromiso para que así sea, en congruencia con esta excitativa”. comentó.