Por Obed Campos

En varios medios de Monterrey se consigna hoy un dato que es palpable a todas luces en la sociedad nuevoleonesa, el que ubica a la entidad como el tercer peor estado a nivel nacional en cuanto a delitos contra la familia, delitos contra la libertad y la seguridad sexual, y contra la libertad e integridad personal.

Las notas están basadas en reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), por lo que no pueden ser acusadas de ser “voladas” y en cuanto a la incidencia en este tipo de conductas delictivas, al estado norteño solamente lo rebasan la Ciudad de México y el Estado de México, con los que no debería de ser comparado.

Porque no tienen nada que ver los datos de 128 millones de mexicanos que viven en la Ciudad de México, contra 20 millones de habitantes del Estado de México y 5 millones de nuevoleoneses…

De todos modos aterra que en 11 meses, se registraron 22 mil 12 denuncias de delitos contra la familia en Nuevo León, solo superado por las 25 mil 694 que se realizaron en la Ciudad de México y el Estado de México con 18 mil 993.

Nada honroso segundo lugar ocupa Nuevo León en el rubro de delitos contra la libertad e integridad personal, con 2 mil 4 denuncias, abajo de las dos mil 675 en el Estado de México, pero arriba de las mil 732 de la Ciudad de México que registró mil 732.

Y el tercer lugar nacional en el rubro de delitos contra la libertad y seguridad sexual, con 3 mil 360 denuncias, se lo llevó la tierra del cabrito y el machacado aunque los líderes a nivel nacional, de nuevo, por estos delitos sexuales, fueron Ciudad de México, con 5 mil 957, y el Edomex, con 5 mil 639.

Y hay más datos de donde salieron estas amargas comparaciones. Para los interesados, pueden asistir virtualmente a la página https://www.gob.mx/sesnsp/articulos/incidencia-delictiva?idiom=es.

obed@sdpnoticias.com
@obedc