Por Obed Campos

Cuenta la leyenda que San Jorge mató a un dragón para defender a una doncella y que de la sangre de la vestida, abatida por la espada, nació una rosa…

Acá en Nuevo León, en el municipio de Montemorelos, hace dos años y garras Morena cantó victoria, porque, con el triunfo del empresario Luis Fernando Garza Guerrero, conocido como “El Dragón”, el partido de AMLO puso un pie en el estado, pero la victoria no parece haberles durado mucho.

Y no hay motivos de celebración porque ahora del mismo partido de Morena quieren “apagar el fuego del El Dragon”…

Y es que Garza Guerrero ganó los votos, pero no las simpatías de los vecinos del municipio, corazón de la llamada Zona Citrícola, con un poco más de 50 mil habitantes. Para acabar pronto, nadie lo quiere en su pueblo y me dicen que altos mandos de Gobernación tienen gordos expedientes de infinidad de quejas por la forma de proceder de este empresario metido a político.

Como les decía, Garza Guerrero resultó triunfador gracias a la coalición Juntos Haremos Historia en el 2018, pero empresarios y grupos activistas y morenistas incluyendo, enviaron escritos a Morena nacional pidiendo que negocien con el PT para que no lo respalde en su búsqueda de la reelección.

Los vecinos manifiestan su malestar por la prepotencia y por supuestos actos de corrupción de la administración, y así, se ve muy cuesta arriba la reelección.

Y se dice que los exploradores ya están buscando opciones diversas entre la población sea hombre o mujer el ungido, para que el Partido del Trabajo, que dirige Beto Anaya, pueda hacer de la mano de Morena un cambio de estafeta…

Bueno, es verdad a voces que ni en el PAN quieren a Garza Guerrero, porque aunque se rodeó de panistas en su administración lo identifican claramente como elemento de Víctor Fuentes, quien no goza de las simpatías Zeferino Salgado o Raúl Gracia, quienes aún manejan el partido en Nuevo León.

De hecho los principales colaboradores de Garza Guerrero son gente bien identificada con el senador Fuentes, anote usted a Iesus Meade Rangel, el cual ocupa el cargo de Secretario de Adquisiciones en Montemorelos, aunque es de San Pedro Garza García, gente del legislador Fuentes, y quien, me dicen, buscará un cargo de elección popular en el municipio de Guadalupe.

Pero a como están las cosas de los partidos, y por su pésimo desempeño, Garza Guerrero, quien se ganó el mote de “El Dragón” no por fiero, sino por un negocio de comida estilo chino que puso, se quedaría sin nada a menos que lo agarre el PRI o Movimiento Ciudadano.

Así las cosas, Garza Guerrero, quien tampoco goza de las simpatías del despacho en la calle de Bucareli, como dice la máxima, logró unir a todos, pero en su contra, y aunque todo puede pasar, difícilmente se salva de esta.

¿Para qué San Jorge, con un dragón suicida?

obed@gmail.com
@obedc